Le llovieron las críticas por publicar una foto amamantando a su bebé, ella no dudó en responder

A pesar de estar en pleno siglo XXI, no es poco común que la lactancia pública se convierta en un tema de debate por donde vaya una madre que desea amamantar a su bebé.

Algunas defienden su propia intimidad y prefieren no exhibirse en público, pero otras consideran que es lo más normal del mundo y la hacen sin ningún complejo ni rareza. El problema viene también de parte de los espectadores, ya que en ocasiones algo que definitivamente es tan natural llega a ser motivo de críticas y rechazo.

Como lo que le sucedió a Naomi Jael Covert, una madre alemana de 23 años de edad.

Cuando Naomi asistió a una boda y llevó a su bebé sabía que en algún momento tendría que darle de lactar. Algo que la tenía sin cuidado, ya que es de las que defiende que es algo natural; simplemente se sentó en una silla para dedicarse a alimentar a su hijo, algo a lo que el pequeño tenía derecho.

Pero jamás imaginó que alguien se acercaría a tomarle una foto. Decidió hacer una cara divertida justo para mostrar su postura ante el hecho. Y no dudó en publicarla en su cuenta de Instagram.

“Cuando estás en una boda, con vestido elegante y tacones altos. Y tu bebé tiene hambre, bueno … Que no te importe y alimenta al niño. Quien se enoje por esto, también alimenté a mi hijo en la ceremonia de la iglesia, dentro de la iglesia. Aquí en Alemania la gente no se enoja por eso. Es normal. Nada de rudo o grosero tiene que ver con esto. ¡Por eso tengo pechos! Porque Dios me dio unas tetas para alimentar a mis bebés”, fue el categórico mensaje de Naomi junto a la fotografía.

Sin imaginarlo, su publicación alcanzó más de 14.000 me gusta y una ola de comentarios divididos en línea

Muchos aplaudieron tanto su decisión de publicar la imagen como su valiente comentario calificándolo como que es preciso “tener ovarios” para escribir algo así, y es “lo que hace falta en este mundo”.

Pero ciertamente no se libró de las críticas de quienes lo llamaron como algo grotesco, ante lo que ella respondió que la lactancia materna y la que se realiza en público es lo más natural.

“Es solo un pecho,  fue lo que Dios me dio para alimentar a mi bebé cuando está hambriento”, escribió respondiendo a las críticas.

Envalentonada, publicó más imágenes

“La próxima vez cúbrete con una manta o escóndete bajo una roca”, le dijeron algunos intolerantes.

Naomi no se quedó atrás y respondió con otra imagen, en la que explicaba que aunque su esposo ya estaba retirado del ejército representó la misma situación con un amigo:

“Este es él con su amigo. La lactancia materna es normal. ¿Manta? No hay manta porque algunos niños la rasgarán. ¿En un rincón o en una mesa?…  ¡¡¡¡Supéralo !!!! Mi esposo me apoya y eso es todo lo que importa”, concluyó Naomi.

Instagram

Ciertamente, una mujer muy valiente. Déjanos saber qué opinas al respecto y compártelo en tus redes.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!