Padres rechazan la quimioterapia para su bebé porque juran que el aceite de cannabis lo salvará

Un aparente resfriado y un pequeño malestar estomacal hicieron que los padres de William Horne, un pequeño de 1 año de edad, creyeran que eran dolencias normales. Pero tras 5 visitas al médico y ver su cuello torcido, no dudaron en llevarlo al hospital.

Lo que vino después ha sido una horrible pesadilla de la que quisieran despertar, ahora el pequeño no puede tragar, ni mover su lado izquierdo, ni abrir los ojos correctamente.

«Sus ojos giran a un lado, pero cuando hablo con él, claramente sabe que estoy allí», dice su padre.

Tom y Kylie Horne, de Treherbert, en Rhonndda (Gales) jamás imaginaron lo que una tomografía revelaría sobre su pequeño

Los médicos hallaron una masa cancerosa “más grande que una pelota de tenis”, que estaba envuelta alrededor de su tronco encefálico. Era un ependimoma anaplástic, un tumor de rápido crecimiento que afecta al menos a 50 niños en Reino Unido y 200 en Estados Unidos anualmente.

El diagnóstico era devastador, al pequeño William le quedaba sólo 1 año de vida.

En el Hospital Universitario de Gales en Cardiff, lo sometieron a una cirugía de emergencia para extirparle el 85% del tumor. Tras la operación, la recomendación para reducir el 15 % restante y prolongar su vida fue someterse a quimioterapia y radioterapia.

Pero Tom, que ha estado investigando los beneficios medicinales de la droga durante la última década, mucho antes del diagnóstico de William, se opuso rotundamente a que reciba quimioterapia. En su lugar, le daría aceite de cannabis.

«El elemento psicoactivo del THC en el aceite de cannabis hará que las células cancerosas se suiciden», asegura el padre.

“El pronóstico optimista era un año de vida. Si tuviéramos que tomar quimioterapia o radiación, prolongaría su vida por unos dos, tres, tal vez cuatro años”, comentó su padre. «Los niños que reciben estos tratamientos tan invasivos no tienen calidad de vida. No queremos arrastrarlo a ese infierno y ponerlo más enfermo de lo que ya está», agrega.

«Eso sería sádico y cruel. En cambio, si podemos darle algo que lo ayude sin causar ningún efecto secundario adverso, entonces eso es lo que debemos hacer”.

El padre dice que aunque otras parejas entrarían en pánico con un diagnóstico así para sus hijos, él está convencido de que el aceite de cannabis realmente funcionará.

Han pasado 3 meses desde la cirugía del pequeño y ahora el cáncer de William ha alcanzado su etapa 3, lo que significa que está contenido en su cerebro y su columna vertebral.

El cannabis es legal como medicina en el Reino Unido, pero a pesar de eso sólo ha sido recetado 2 veces en el Servicio Nacional de Salud. El profesor Michael Barnes, por su parte, sostiene que si bien el uso de aceite de cannabis tiene beneficios médicos, no cura las enfermedades.

«Nunca se ha comprobado que ninguna terapia alternativa cure el cáncer o desacelere su crecimiento», menciona una organización de ayuda contra el cáncer.

Lo cierto es que hay más de 100 compuestos químicos diferentes en la planta de cannabis, conocidos como cannabinoides, lo que significa que sus beneficios médicos son potencialmente muy variados. Uno de ellos es el cannabidiol o CBD, que se puede comprar legalmente y se está convirtiendo en una forma popular de tratar los síntomas relacionados con enfermedades como el Parkinson, la Esclerosis Múltiple, la ansiedad y la depresión.

Pero los productos que están disponibles en el mercado contienen poco o nada de tetrahidrocannabinol, o THC, el principal componente psicoactivo del cannabis que Tom y Kylie creen que ayudará a William.

Mientras que el Ministerio del Interior dijo que solo emitiría licencias para el cultivo de plantas con un contenido de THC que no supere el 0.2 por ciento.

«Necesitamos apoyo público para ayudarnos a obtener autorización para usarlo», es el pedido de Tom.

La pareja tiene otros 4 hijos: Alfie, de 12 años; Layla, de 8; Simon, de 6; y Jess, de 3. Su caso ha generado críticas como aplausos. Y son muchas las ofertas que le han llegado de personas conmovidas, ofreciéndole aceite de cannabis para su pequeño.

¿Qué opinas de la polémica decisión de estos padres que ha dado mucho de qué hablar? Esperemos que todo sea para la recuperación del pequeño William que merece todo el amor y una mínima calidad de vida. ¡Comparte esta noticia!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!