Nuevo peligro en Australia: las luvias obligan a arañas venenosas a refugiarse en casas

Cuando se creía que Australia ya tenía suficiente con los terribles e incontrolables incendios forestales, las fuertes lluvias obligaron a las arañas de tela de embudo asesinas a buscar refugios en las casas.

Tras una larga espera de las lluvias para disipar gran parte de los incendios, su llegada, al parecer ha provocado un nuevo peligro.

El martes pasado, el Parque de Reptiles de Australia, ubicado en una localidad cercana a Sídney, publicó una advertencia en su cuenta de Facebook.

«El clima húmedo seguido de días muy calurosos han generado condiciones ideales para que las arañas de tela en embudo prosperen. Advertencia: la temporada de arañas de tela en embudo comenzó», dijo el portavoz del parque.

La alarma sobre la presencia de estos pequeños y peligrosos animales llega a la población cuando Haley Bella Rouge, madre de dos niños y fotógrafa, compartió unas imágenes aterradoras.

Ella encontró a la araña más venenosa del mundo mientras limpiaba la piscina de su suegra en Newcastle, al norte de Sydney.

Antes de hacer alguna manipulación, Haley tocó el arácnido de 10 cm con un palo para asegurarse de que estaba muerto antes de tomar las fotos de sus grandes colmillos rojos y negros.

Expertos revelaron que estas arañas son unas de las más peligrosas del mundo y su migración a hogares y piscinas es una consecuencia de las altas temperaturas y las fuertes lluvias.

«Soy quien caza las arañas en mi casa, pero no sabía que la araña estaba allí hasta que vacié la red de la piscina”, dijo Haley.

 

Haley dijo que no les tiene miedo a las arañas, pensó que era genial ver a esta especie de cerca porque es algo inusual.

Las fotos también fueron compartidas por la compañía de control de plagas con sede en Newcastle BugStop, para advertir a los residentes sobre el peligro.

“Estas arañas pueden sobrevivir bajo el agua durante 24 horas. Revise y filtre su piscina todos los días antes de dejar entrar a los niños», dijo Michael McNelis, de la compañía del control de plagas.

Michael piensa que las fuertes lluvias han obligado a estas criaturas a salir de sus madrigueras.

«No había recibido ningún informe de la presencia de este tipo de arañas desde el otoño pasado, supongo que ha sido por la falta de lluvia”, dijo Michael.

Un portavoz del Australian Reptile Park dijo que las piscinas de Australia son escondites estacionales para las arañas mortales.

«No quieren encontrarse con humanos, solo buscan reproducirse», añadió Michael.

Aunque viven bajo tierra en madrigueras profundas, también se adaptan al estilo de vida urbano y se pueden encontrar en los zapatos.

“Otro lugar al que tienden a aparecer son las lavanderías porque son áreas frescas y húmedas las personas deben evitar dejar la ropa amontonada en el suelo”, dijo Michael.

Australia tiene 40 especies diferentes de arañas de tela en embudo con un tamaño que varía entre 1 cm y 5 cm de longitud corporal, y tienen un veneno lo suficientemente fuerte como para matar a un humano en minutos.

En octubre del año pasado el Australian Reptile Park, en la costa central de Nueva Gales del Sur, mostró imágenes de un saco de telarañas en forma de embudo cuando se abrió con un bisturí, y las pequeñas y venenosas arañas bebés se podían ver saliendo de la bolsa blanca.

“Nuestro objetivo es extraer el veneno de 3.000 arañas de tela en embudo al año para crear el antídoto para los hospitales de Australia.

En los incendios forestales no menos de 20 personas han perdido la vida, cientos de hogares han sido destruidos, y miles de millones de animales murieron, pero pareciera que esta especie venenosas ha encontrado un beneficio.

Esperamos que estas arañas no se conviertan en el nuevo riesgo de vida de los habitantes de Australia que ya tienen bastante de qué preocuparse. Comparte esta importante noticia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!