“No tienes vergüenza” – Graban la pelea de 2 invitadas por la comida de una boda en el buffet

En una fiesta se espera que los invitados se comporten dignamente, pero a algunos parece no importarles. Tal es el caso de una mujer en indonesia que no tuvo mucho recato a la hora del buffet, lo cual hizo enojar a otros invitados, y terminó con su salida de la recepción.

Todos esperaban su turno

En Indonesia, se estaba celebrando una boda y los novios querían tener la mejor fiesta posible.

Los invitados estaban elegantemente vestidos para la ocasión, y cuando llegó el momento del reparto de la comida, se alinearon en filas para que la distribución se hiciera de la manera más fácil posible.

Pero dos de las invitadas entraron en una inesperada discusión. Una de las ellas, evidentemente molesta, le reclamaba a la otra porque se estaba sirviendo demasiada cantidad de un típico plato de carne de res al curry con coco, conocido en Indonesia como rendang.

Otro invitado, comenzó a grabar con su teléfono móvil lo que estaba ocurriendo, y compartió el vídeo en sus redes sociales, donde de inmediato se viralizó. Muchos de los presentes enfrentaron a la abusadora mujer, reclamándole por su falta de clase.

Los gritos, codazos y empujones abundaron, todo se convirtió en un pequeño caos.

“No tienes vergüenza”, dijo la invitada a la glotona mujer.

A la acaparadora de comida, no le agradó nada escuchar que la otra mujer le dijera eso y trató de defenderse.

“Puedo hacer lo que quiera, mientras tú estás en la fila”, respondió la aludida.

Los ánimos subieron de tono, pero los novios, a pesar de que estaban presenciando el desagradable momento no querían meterse para no estropear su fiesta.

La mujer que se sirvió la comida en exceso agredió físicamente a la otra invitada, después la agredida respondió, y ambas comenzaron a lastimarse.

Ya se habían pasado de los límites, y en el desorden que se formó, a fuerza de empujones sacaron de la fiesta a la mujer y a su acompañante.

Los internautas comentaron lo sucedido, algunos estaban en contra de que le pusieran límites a lo que la invitada se servía.

“De una vez les digo a mis conocidos, que si van a controlar lo que pongo en mi plato ni me inviten”, dijo el usuario.

Otro estuvo de acuerdo con lo ocurrido porque a una fiesta no se va a hacer eso.

“A las celebraciones se va a convivir con los que festejan, no por hambre”, añadió otra usuaria.

En cualquier caso, es una gran verdad, que cuando nos invitan a una fiesta debemos siempre comportarnos con el mayor decoro y consideración posible.

Los excesos jamás serán bien vistos, y hablarán muy mal de nosotros como personas educadas.

Comparte esta insólita historia con todos tus amigos y conocidos. Y, como precaución, sería conveniente cenar bien antes de irnos a las fiestas.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!