Habla la madre que dibujó cejas en el rostro de su bebé recién nacida y se hizo viral

El sentido del humor es importante en todos los ámbitos. Pero hay una línea muy delgada entre lo que es gracioso y divertido, y lo que pueden considerarse bromas pesados o de mal gusto. Este límite parece no conocerlo una madre escocesa quien ha sido muy criticada por una ocurrencia que le hizo a su bebé.

Danielle McSherry-Schee es una madre de 27 años de Fife, Escocia, y tiene una bebé recién nacida, de nombre Isabella.

Cierto día, fue con su pequeña de seis semanas de nacida a una fiesta, como es natural, la criatura se quedó dormidita. A la graciosa madre no se le ocurrió otra cosa que marcarle unas cejas a la niña.

“Usé mi polvo y solo dibujé ligeramente cejas simétricas, un poco como las mías. No podía parar de reír, en lo que despertó Isabella, tomé una foto rápida y la limpié. Mis amigos y yo no hemos dejado de reír.

Es una foto que guardaré para siempre e incluso podría ponerla en su pastel de cumpleaños número 18”, comentó la risueña madre.

Las fotografías las subió a su perfil de Facebook. Las razones que alegó la madre eran tan descabelladas como la broma misma. La primera motivación que tuvo fue la curiosidad por saber cómo se vería su bebé con cejas, ya que hasta el momento la niña no tenía nada.

La segunda, que estaba enseñándole a la niña que cuando vaya a una fiesta no debe dormirse porque cualquiera puede marcarle cosas en la cara.

Algunos usuarios lo vieron como algo divertido y se reían con la broma de la jocosa madre. Pero, otros internautas no vieron con agrado la forma de actuar de Danielle con su hija recién nacida, e incluso lo consideraron como abuso.

“Debería de tener más cuidado, la piel de los bebés es muy sensible”, escribió Fernanda Noronha, una internauta.

Otro usuario alertó en cuanto a lo innecesario de haberle hecho eso a una criatura.

“¿Y era preciso exponer a la bebé?”, preguntó un usuario.

La mujer no entendía por qué, no comprendieron el lado divertido de su broma.

“Algunas personas comentaron que es un acto de maltrato infantil. Lo que me hizo sentir que había hecho algo mal”, dijo Danielle.

Pero ella consideraba que no le había hecho ningún daño a su niña, y se apoyó en las pocas personas a quienes les pareció divertida su broma.

“Pero no puse a mi bebé en peligro y las otras madres en el grupo de Facebook me defendieron. ¡Probablemente lo volvería a hacer porque es tan divertido!”, agregó Danielle.

Es bueno que la madre sea tan divertida, pero debería tener más cuidado con las bromas que haga con su bebé, porque podría terminar lastimándola.

¡Esperemos que la piel de Isabella esté bien y, la niña crezca feliz y segura!

Comparte esta insólita historia con todos tus amigos y conocidos. No olvidemos que cuando se trata de bromas, debemos tener un equilibrio.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!