«No tiene sentido morir ahora» – Habla el abuelito de 91 años que se vacunó contra el COVID-19

Son muchos los rumores que han circulado con respecto a la vacuna contra el COVID-19, este virus letal que ha acabado con la vida de millones de personas en el mundo.

Si bien las grandes potencias del mundo han informado que están trabajando para dar una solución y poner fin a tantos infortunios, la verdad, es que ha sido un proceso lento donde cada vez son más las víctimas.

Su decisión lo convirtió en el ejemplo de toda una nación.

Una de esas esas soluciones que se está brindando es inmunizar masivamente a la población con una vacuna aprobada por las autoridades nacionales.

Rusia y el Reino Unido están a la cabeza con los planes de inmunización, ante ello, millones de personas ya han recibido la primera dosis. Una de esas personas es Martin Kenyon, un abuelo de 91 años de edad, que se ha convertido en toda una celebridad tras dar sus argumentos al ser vacunado.

Su mayor motivo para vacunarse es seguir compartiendo con sus nietos.

Kenyon recibió su segunda dosis el mes pasado en el Guy’s Hospital de Londres, después de recibir la primera dosis el 08 de diciembre.

Fue una de las primeras personas en recibir la vacuna en el Reino Unido, señaló que no quería ser víctima del coronavirus después de llegar tan lejos. El abuelo de 91 años comentó al respecto:

“No pretendo tener coronavirus porque tengo nietos y quiero vivir mucho tiempo para disfrutar sus vidas. No tiene sentido morir ahora que he vivido tanto”.

Tras sus emotivas palabras, Kenyon, fue apodado como un “tesoro nacional”. Desde entonces ha sido entrevistado por distintos medios locales y rápidamente se hizo viral.

Algo con lo que parece no estar tan cómodo ya que destacó que tanta atención le parece “ridícula”. Kenyon cuenta que toda esta experiencia ha sido bastante enriquecedora, haciendo memoria sobre el día que recibió su primera dosis, comentó:

“Cuando fui a buscar la primera dosis creo que era la única persona allí. Había un hombre, con un lápiz y un papel escribiendo algunos nombres.

Esta vez fue todo fue muy diferente. Muy eficiente. Pude estacionar fuera del edificio principal en un espacio especial. Entonces, todo estuvo bien. Fue muy indoloro.”

El hombre expresó su alegría al recibir la segunda dosis, confía que con la vacuna podrá disfrutar de sus nietos por mucho más tiempo.

Aunque planea seguir usando la mascarilla, destaca que dentro de poco será inmune y no cree que sea necesario seguir usándola.

“Ahora no tengo que volver a pensar en ello. Todo está hecho. Voy a sobrevivir, estoy viendo hermosas fotografías de mis dos encantadoras hijas y mis dos encantadores nietos de siete y diez años. Son niños muy agradables y aman a su abuelo”.

Kenyon confía que con la vacuna a nadie más le pasará algo. Si bien varios países tienen la vacuna, no podemos olvidar que es un proceso largo y es necesario cumplir varias etapas.

 Por favor, no te descuides ahora que estamos avanzando. Cuidarnos es responsabilidad de todos. ¡Comparte!