«No tiene a dónde ir” – La dramática situación de la mujer que lucha por ganar un reality show

Las dificultades económicas llevan a realizar cualquier actividad para poder costearse la vida. Y una mujer africana lo vive día a día, por eso participa en un programa de televisión, su historia se hizo pública y conmovió en las redes sociales.

Lucy es una mujer de treinta años que vive en Nigeria, y su condición económica es extremadamente precaria. Para poder reunir un poco de dinero y cubrir sus necesidades básicas se ha dedicado a vender plátanos asados en un puesto ambulante.

Pero Lucy vio una excelente oportunidad para probar suerte en un conocido programa de televisión de su país llamado “Big Brother Naijaque”. En cada temporada de este programa, 12 a 21 participantes viven juntos en una casa y compiten por una suma en efectivo cercana a los 171.430,000 dólares.

La primera temporada se emitió por primera vez en 2006, y los resultados de la votación son verificados por la empresa auditora de Alexander-Forbes. Se realizan muchas actividades, entre ellas fiestas, varias tareas en grupo y en ocasiones se cuelan episodios bastante subidos de tono.

Fue a raíz de allí donde se dio a conocer la vida que llevaba Lucy antes de ingresar al popular reallity show. Y aunque no está del todo segura de que podrá salir ganadora, por lo menos dentro de las instalaciones tiene comida y techo.

En un episodio, la preocupada mujer, se sinceró sobre su realidad con Prince, un compañero de competencia. Le comentó que es huérfana y de ser expulsada del concurso no sabe a dónde ir porque no cuenta con un hogar y tampoco con dinero para cubrir un alquiler.

“Espero que no la desalojen el domingo y se quede un poco más en la casa. En su conversación con Prince, no hace mucho, dijo que no tenía dónde quedarse, que antes de entrar a la casa tenía que dejar sus cosas con su amiga ya que el alquiler se había vencido. Además, ella es huérfana», escribió el usuario @marshnello.

La noticia fue compartida en las redes sociales y las imágenes de su actividad vendiendo conmovió a los internautas que no demoraron en expresarle su solidaridad y mejores deseos, sin dejar de reconocer lo esforzada y trabajadora que es.

«Wow, eso es inspirador. Hay dignidad en su trabajo, estoy orgulloso de ella», dijo un emocionado usuario.

Toca esperar qué le depara el destino a la joven mujer, pero seguramente ahora que se ha hecho conocida podrá contar con el apoyo de personas de buena voluntad que tal vez puedan tenderle una mano para que siga adelante.

Comparte su historia de lucha con todos tus amigos y no te olvides de siempre ayudar a los que más lo necesitan.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!