“No tengo una oportunidad para vivir”– La súplica de un joven de 21 que necesita un trasplante

Mayel Valadez, de 21 años, un joven vital y estudiante destacado, de la noche a la mañana sufrió una grave descompensación en su salud. Todo comenzó con la aparición de un pequeño bulto en su brazo, después notó la presencia de otro en su pecho, y se fueron diseminando por otras áreas de su cuerpo.

Posteriormente aparecieron hematomas en sus brazos, su espalda y en su rostro que le causaron dificultades respiratorias.

Desde hace tres meses lucha con un extraño tipo de cáncer, es tan raro que la ciencia le puso nombre en el año 2018. Se conoce como blastic plasmacytoid dendritic cell neoplasm (bpdcn).

En el 2016 crearon un tratamiento de quimioterapia para combatir esta enfermedad, Mayel permanece ingresado en un hospital de Dallas, Texas. Pero no cuenta con seguro médico ni recursos económicos para costear el trasplante de médula que le daría una esperanza de vida.

Hice todo bien para estar aquí, pero no puedo tener una oportunidad para vivir”, dijo el joven entre lágrimas.

El estatus migratorio de Mayel le impide contar con la ayuda de las fundaciones que destinan fondos para ofrecerle a pacientes con cáncer el tratamiento que necesitan. Les exigen a los beneficiarios ser ciudadanos americanos o residentes en Estados Unidos.

Es miembro del programa DACA, que ofrece ayuda a los ciudadanos con estatus migratorio irregular en Estados Unidos pero la continuidad de este es discutida en la Corte Suprema.

Berenice González, madre de Mayel, es soltera y tiene otro hijo, se ve en la obligación de tener tres empleos para poder mantener a su familia. Además, los fines de semana se dedica a la repostería, vende pasteles para tener un ingreso extra.

Visiblemente emocionada, la madre dice que el dolor de ver a su hijo sufrir es indescriptible. Relató que de pronto él tuvo que renunciar a las actividades cotidianas de un joven de su edad para permanecer en la habitación del hospital.

Necesitan 500 mil dólares para poder pagar el trasplante de médula que le salvaría la vida a Mayel, aunque es un monto alto y surgen adversidades para lograr reunirlo, su familia no se rinde.

Emprendieron una campaña de recaudación de fondos en GoFundMe donde suman más de 22 mil dólares en donaciones. Además, se han dedicado a difundir la historia en diversos medios de comunicación y a hacer otras actividades.

Mientras tanto Mayel pide que alguien lo ayude o con dinero o a través de alguna fundación que permita que sea beneficiario a pesar de su estatus migratorio.

Compartir su testimonio también es una manera de ayudar a que este joven pueda recuperar la esperanza.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!