«No tengo fuerzas para ser más feliz» – Muere 2 días después de su propuesta de matrimonio

El amor es capaz de vencer cualquier adversidad, y así lo demuestra esta pareja que se acompañó hasta que el destino les hizo una mala jugada.

Edoardo Parisi, de 32 años, se convirtió en el mejor apoyo para su novia, Chiara Giuntoli, de 35 años, cuando fue diagnosticada hace dos años con cáncer de mama.

Lucharon juntos contra la enfermedad, el año pasado él organizó un partido de fútbol para recaudar fondos destinados a la investigación del cáncer de mama.

Chiara representaba en las redes una inspiración para otros pacientes de la enfermedad.

Cuando Chiara pensó que finalmente había superado el cáncer sufrió una recaída de la que lamentablemente no logró sobrevivir.

Edoardo le ofreció su amor y compañía, se arrodilló ante ella en la cama del hospital y le propuso matrimonio.

“He querido decírtelo durante un tiempo, después lo pospuse y pospuse, ¿quieres casarte conmigo?”, esas fueron las palabras del novio de Chiara mientras sacó una pequeña caja azul de su bolsillo en la que guardaba el anillo.

Chiara falleció dos días después de la propuesta en un hospital de Pisa, Italia.

Su novio compartió un mensaje en su perfil de Facebook para dar la noticia y logró conmover a miles de personas alrededor del mundo con sus palabras.

“Me desperté esta mañana. Dormí después de no sé cuántos días. Desayuné solo, croissant de crema y un capuchino. Lloré, a escondidas, en la ducha, igual que lo hacía en casa porque sino te habrías enojado”, relató, dirigiéndose a Chiara.

Contó que fuera brillaba el sol y que un ligero viento le acariciaba la piel, acotó que abrió las redes sociales después de mucho tiempo sin hacerlo, aunque juntos las veían a cada instante.

Stamani mi sono svegliato. Ho dormito dopo non so quanti giorni. Ho fatto colazione, da solo. Cornetto alla crema e cappuccino. Ho pianto, di nascosto, nella doccia, proprio come facevo a casa perché sennò ti saresti arrabbiata. Fuori c’e’ il sole che brilla e un leggero vento mi accarezza la pelle. Ho aperto i social dopo tanto tempo, una cosa che due tipi come noi facevano ogni istante. Ho visto tanti messaggi, più o meno belli, di tante persone. Sembrava veramente triste questa storia. Allora mi sono fermato e ho pensato che tu, durante la malattia, non sei mai stata triste. Non perché non capissi la situazione, ma perché sapevi che la tua tristezza mi avrebbe inevitabilmente contagiato. E hai sempre sorriso e lottato e brillato. Questo è stato il tuo momento felice, anzi nostro. Come si può essere felici in questa situazione ? Tu lo eri. Il video lo dimostra.Mi hai detto: “Scusami, non ho le forze di essere più felice di così”. Ma io l’ho visti tuoi occhi, erano carichi di una luce divina.A che cosa sarebbe servito scrivere qui se non ad aumentare la disperazione? Ho fatto e scritto sempre tutto quando tu eri lì accanto a me. Oggi ho visto troppa tristezza in giro. Scritta , parlata, pensata.Oggi il sole splende. Ho pensato che questo doveva essere il nostro momento, il nostro “segreto”. Ma in questo oceano di tristezza questo video è la prova di quello che io ho sempre pensato. L’Amore Vero vince sempre. Vince su tutto. E’ una forza davvero straordinaria, più di una medicina, più della cura. Nessuno lì dentro riusciva a farti sorridere. Solo questo, solo l’Amore. Si l’Amore scritto maiuscolo. Allora penso sia giusto condividerlo con il mondo. Il mondo deve sapere che per quanto la morte sia disperazione, per quanto cerchi di distruggerti con una codardia senza precedenti… con noi non ce l’ha fatta. Noi, INSIEME, abbiamo fatto questo. Gli abbiamo sorriso in faccia. Adesso che tutti vedono, capiscono veramente che cosa eravamo e che cosa siamo. Ieri, oggi, domani… ci sarà il sole. Sarà solo più difficile scorgerlo. Farò sempre colazione con cappuccino e cornetto alla crema. Domani ti saluteremo tutti insieme. Perché io non sono solo. Ho una promessa da mantenere, ho te, ho un esercito alle mie spalle. Abbiamo solo rimandato qualcosa. Non sono troppo triste, te non saresti d’accordo. Adesso so che se l’amore è vero Amore, niente può separare due persone fatte per stare insieme. TI AMO ❤️

Publicada por Edoardo Parisi en Sábado, 20 de junio de 2020

“He visto muchos mensajes, hermosos, de mucha gente, se veía muy triste esta historia. Así que paré y pensé que tú, durante la enfermedad, nunca estuviste triste. No porque no entendiera la situación, sino porque sabías que tu tristeza inevitablemente me afectaría. Y siempre sonreíste, luchaste y brillabas”, dijo Edoardo.

Escribió que el sol seguirá estando ahí, solamente que ahora le costará más verlo.

“Tengo una promesa que cumplir, te tengo a ti, tengo un ejército a mis espaldas. Solo pospusimos algo. No estoy muy triste, no estarías de acuerdo. Ahora sé que, si el amor es amor verdadero, nada puede separar a dos personas hechas para estar juntas. Te amo”, concluyó.

Cuando Edoardo le pidió matrimonio, vivieron uno de los momentos más emotivos y especiales de su relación.

Chiara le dijo: “Lo siento, no tengo fuerzas para ser más feliz que eso”.

Él decidió compartir el vídeo diciendo: “Pensé que este debía ser nuestro momento secreto. Pero en este océano de tristeza este vídeo es una prueba de lo que yo siempre pensé. El amor verdadero siempre gana. Gana en todo. Es una fuerza realmente increíble, más que una medicina, más que la cura. Nadie ahí dentro podía hacerte sonreír. Solo esto, solo el amor. Entonces creo que es justo compartirlo con el mundo. El mundo necesita saber que por más desesperante que sea la muerte, por mucho que intente destruirte con una cobardía sin precedentes, no pudo con nosotros. Nosotros, JUNTOS, hicimos esto. Le sonreímos en la cara”.

Es imposible no conmoverse con el ejemplo que esta pareja le da al mundo, el amor verdadero es así, incondicional y capaz de hacer milagros.

Seguramente Chiara seguirá desde el cielo acompañando a su gran amor e iluminando sus días a través de pequeñas señales que le harán recordarla. Comparte su historia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!