“No tenemos un día normal”–Su bebé le tiene fobia a las personas por los comentarios que reciben

No hay nada más difícil para unos padres que saber que la vida de su bebé pende de un hilo. Gemma Channing y Lloyd Webb dan lo mejor de sí cada día para poder brindar la mejor vida posible al pequeño Logan.

Por desgracia, también tienen que lidiar con un sinfín de comentarios negativos de las personas que se atreven a decirles que su hijo parece un Minion, uno de los personajes de la conocida película animada.

“Me dicen que parece un Minion, o Shrek o el Grinch”, confiesa la afectada madre.

Logan nació con Síndrome de Alagille. Se trata de una enfermedad genética que afecta principalmente al hígado y al corazón. Sin embargo, en el caso de este pequeño la situación es mucho más grave de lo esperado y necesita una serie de cirugías para seguir dando lo mejor de sí. Mientras tanto, la situación en casa se ha vuelto algo difícil.

“Cada vez que salimos como familia las personas se detienen a recordarnos que algo anda mal. No podemos tener un día normal”, se lamenta Gemma.

Gemma y Lloyd han pasado por tantas experiencias desagradables que creen que Logan ha comenzado a desarrollar una especie de ‘fobia’ a las personas.

“Ahora tiene fobia a las personas y eso nos afecta a todos. Siempre recibimos comentarios que simplemente nos dejan con el corazón roto”, explica Gemma.

En una ocasión, las cosas llegaron tan lejos que una mujer los detuvo en un estacionamiento y llamó a un paramédico para que diera un chequeo médico al bebé.

Ellos intentaron explicarle que sufría del Síndrome de Alagille y que actualmente se encontraba recibiendo tratamiento, pero todo fue en vano. Las personas no hacen más que señalarlos y juzgarlos por el aspecto del pequeño.

“La mujer comenzó a golpear la ventana del auto y a decirnos que debíamos llevarlo con un especialista”, cuentan los padres.

Logan tiene un año de edad pero parece de 6 meses. Los problemas en su hígado hacen que tenga problemas para procesar los alimentos. Además del color amarillento de su piel causado por no poder procesar la bilis correctamente, sufre de ardores y picazón en la piel.

“A pesar de todo es un bebé feliz. Grita y ríe. Creo que siempre intenta tomarlo todo con calma y que le encanta la vida”, dice su madre.

Su columna vertebral también se encuentra algo afectada así que constantemente siente mucho dolor.

La dedicada familia no ha parado un segundo en buscar ayuda pero en la mayoría de los casos simplemente les cierran las puertas porque resultaría un caso demasiado costoso.

Actualmente se encuentran reuniendo 2 mil dólares para poder ir a California y recibir el tratamiento que tanto necesitan.

Logan necesita con urgencia de una operación a corazón abierto y un trasplante de hígado. Esperamos que este hermoso bebé reciba una oportunidad para seguir luchando por su vida.

Comparte este caso para crear conciencia sobre lo que es el síndrome de Alagille. Las personas deberían pensarlo dos veces antes de hacer comentarios tan crueles.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!