No podían despegar por la ausencia de un piloto y permiten que un pasajero conduzca el avión

Un par de horas de retraso en un avión pueden convertirse en un gran motivo de estrés para decenas de personas.

Por suerte, un grupo de pasajeros de EasyJet contaron con la suerte de tener a un pasajero que estaba dispuesto a ayudar y llevarlos a todos a su lugar de destino. Michael Bradley es un piloto que se encontraba con ansias de disfrutar de sus vacaciones junto a su esposa y su bebé.

El vuelo tenía como destino la ciudad de Alicante en España.

Una vez que todos los pasajeros habían abordado recibieron la noticia de que el vuelo presentaría un atraso indefinido.

Esto puede afectar especialmente a aquellas familias que se encuentran viajando con niños, así que la esposa de Michael decidió averiguar cuál era el problema y se enteró de que uno de los pilotos no había llegado de modo que no podían despegar.

Este tipo de vuelo requiere de una tripulación de tres pilotos.

Como todas las aerolíneas, EasyJet cumple con una serie de estrictas normas de seguridad; así que no sabían si Michael podría tomar el lugar del piloto ausente. Los minutos pasaron y él decidió llamar a la oficina para explicar lo fácil que sería para él hacerse cargo de la situación. No tenía su uniforme puesto pero había llevado la licencia de piloto.

Michael había tenido los días de descanso que se le exigen a los pilotos antes de volar.

La aerolínea le dijo que devolvería su llamada y menos de dos minutos después ya se encontraban hablando nuevamente y pidiéndole a Michael que realizara el traslado para poder aliviar los retrasos y dificultades que se generaron con la ausencia de un piloto.

Como se trataba de una situación tan extraña, Michael decidió explicar lo sucedido a los pasajeros para asegurarse de que nadie se extrañara de verlo tomar el control.

Me gustaría poder ir a tomar mis vacaciones con mi familia. Si no tienen problema en que alguno de sus pilotos no tenga uniforme, entonces estamos listos para ir a Alicante”.

Michelle Potts, una de las pasajeras, compartió lo sucedido y explicó que no cabía en sí de sorpresa. Llegó a pensar que su vuelo sería completamente cancelado pero un empleado de la aerolínea le explicó que ahora contaban con la ayuda de un héroe.

“Uno de los pasajeros se ofreció a volar el avión. Por suerte era un piloto”.

La historia se volvió viral en las redes y todos agradecieron al piloto por su ayuda en lo que sin duda habría sido un duro y ajetreado día en el aeropuerto. La aerolínea aseguró que se trataba de una excepción y que también se encuentran sumamente felices con la gran dedicación de Michael.

No te vayas sin compartir esta curiosa donde un pasajero logró salvar las vacaciones de todos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!