No lava su cabello de 1,8 metros de longitud desde hace 40 años tras recibir un mandato divino

Sakal Dev Tuddu, de 63 años, tiene el cabello con rastas que miden 1,82 metros de longitud y no lava desde hace 40 años.

El hombre vive en el estado de Bihar en la India y asegura que su cabello se tejió espontáneamente mientras dormía. Relató que Dios lo visitó en un sueño hace cuatro décadas y le dijo que nunca volviera a cortar ni a lavar su cabello, así que cumplió a cabalidad el mandato divino.

Desde hace varios años usa su cabello como si fuera un turbante para cubrirse la cabeza.

Asumió su nuevo estilo como una petición de Dios que lo convirtió en una persona venerada por los miembros de su comunidad. Dejó de beber y de fumar por devoción a su deidad.

Los hombres santos hindúes, conocidos en ese país como sadhus, van sin arreglarse el cabello y practican jattas largos.

Pero Sakal no usa el cabello como los sadhus, él lo tiene enmarañado en un gran mechón anudado que ata con un pañuelo blanco cuando sale a la calle para prevenir que se ensucie.

En caso de que Sakal no se colocara su cabello como un turbante alrededor de su cabeza lo arrastraría por el suelo porque mide casi dos metros de longitud.

Varios de sus vecinos lo han apodado “Mahatma Ji”, como una señal de respeto por el aspecto santo que tiene Sakal al aceptar el mandato divino sobre no lavar ni cortar su cabello.

Además, admiran sus atributos como curandero profesional ayudando a aquellas parejas que tienen problemas de fertilidad.

Mucha gente viaja desde otras localidades con el objetivo de conocer a Sakal, él los recibe siempre de muy buen humor y se muestra agradecido y complacido tomándose fotografías con quienes lo visitan.

La mayoría de las personas se siente atraída por la apariencia del cabello de este señor y la razón que lo motivó a mantener ese estilo.

Sakal se ha dedicado a trabajar para el departamento forestal durante 31 años, vive con su esposa Rupiya Devi, tiene tres hijas y siete nietos.

Asegura que su esposa no tiene ninguna queja de que él use la melena de esa forma.

Asha Mandela, de Florida y residente de Kenia, rompió el récord de las rastas más largas del mundo. Su cabello medía 34 metros de longitud cuando tenía 55 años, el año pasado.

También se conoce el caso del rey Harald, un monarca vikingo del siglo IX que juró que no se cortaría ni peinaría su cabello hasta lograr conquistar toda Noruega. Lo reconocían como “Shaggy Harald”. Harald, hijo de Halfdan el Negro y padre de Erik Bloodaxe, finalmente ganó todo el reino.

La historia de Sakal ha dado mucho de qué hablar en las redes, no te vayas sin compartirla.

¿Te gustó?
Etiquetas:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!