«No alargues la tortura» – La madre de las niñas desaparecidas se dirige a su ex esposo

Han transcurrido tres semanas desde la última vez que Beatriz Zimmerman, de Tenerife, España, vio a sus dos hijas, Anna, de 1 año y Olivia de 6 años.

Su ex esposo Tomás Gimeno, se las llevó y desde el pasado 27 de abril se desconoce el paradero de los tres.

Un día después de la desaparición, la policía encontró a la deriva el barco del padre de las menores, en el que había salido durante la noche con dos bolsos grandes según el vigilante del puerto y la grabación de las cámaras de seguridad.

Para Beatriz han sido días de una eterna pesadilla, donde la incertidumbre y el dolor la invaden añorando que sus pequeñas regresen sanas y salvas.

Desesperada, dirigió una carta para Tomás, rogándole que tenga compasión, que piense con el corazón y no con la mente.

“Tomy, te escribo esta carta porque necesito que pienses con el corazón y no con la mente. Y lamentablemente, el único medio es este. No sé dónde están”, escribió.

“Sé que las quieres más que a ti mismo. Sé que jamás les harías daño. He defendido eso siempre y nunca lo he puesto en duda. No se trata de nosotros Tomy, se trata de ellas”, agregó la desconsolada madre.

Le pide que las mire desde el amor y la compasión que se merecen. “Míralas, tú que puedes… acaríciales, bríndales el amor que siempre vieron en ti, no les falles. Pero no les arrebates ese derecho que tienen de disfrutar del amor de una madre”.

“Lo nuestro no funcionó por diversas razones, pero eso no significa que nos tengamos que hacer tanto daño y sé que deseas lo mejor para ellas. Olivia y Anna son lo más bonito que nos ha pasado y siempre estaremos unidos por ellas”, escribió Beatriz.

“Ambas nos quieren y necesitan Tomy, a los dos. Sé que las adoras, que quieres darles lo mejor. Necesitarán a su padre y a su madre. Nos necesitan fuertes y unidos durante los buenos y malos momentos que les tocará vivir. No se trata de nosotros Tomy, se trata de ellas”, agregó.

Le explica que lo que haya pasado entre ellos como pareja no tiene que afectar a sus hijas.

“Esto va más allá de lo que haya pasado entre tú y yo. Te pido, por favor, que no te mires a ti… que no me mires a mí… que las mires a ellas.

Nos reclaman como padres. Nadie ocupará tu lugar de padre, nadie podrá ocupar mi lugar de madre. Fue una creación de ambos, ni yo tengo derecho a quitarte el enorme placer de tenerlas a tu lado, ni tú quitarme ese derecho y deber que tengo como madre de ellas”.

Le pide que vuelva, insiste en respetar el derecho de sus hijas a tener a su madre.

“Me necesitan Tomy. Vuelve. Vuelve con ellas. Lo peor que puede pasarle a un hijo es que lo alejen involuntariamente del amor de sus padres”.

Le dijo que las espera con los brazos y el corazón abiertos, le pide no mirar el mundo adulto sino mirar a las niñas, desde su mundo de niñas pequeñas y frágiles, confundidas y tristes.

“Solo tú puedes ayudarlas a volver a mis brazos, aparte de los tuyos”, agregó Beatriz.

“Queríamos darles la mejor vida, la que las haga más felices, con ambos cerca de ellas siempre. Sólo te pido que las mires… sólo un breve momento y como padre te preguntes: ¿Qué es lo que ellas más necesitan ahora mismo? Sabes la respuesta. No pienses en mí, ni en ti, sólo en ellas”, explica la madre.

Le pide no postergar más la dramática y dolorosa situación que viven.

“No alargues la tortura, todos estamos sufriendo. Sé que no quieres eso. Sé que en el fondo deseas volverlas a ver felices con su entorno, su hogar, su familia, amiguitas del cole, sus perros, sus juguetes. Tomy, solo te pido algo: quiérelas… de tal manera… que tengan lo que más necesitan, el amor de unos padres… aún estamos a tiempo de reparar los daños… y no marcarlas de por vida. Sabes que es un egoísmo hacia ellas separarlas de su madre”.

En su emotiva carta, le explica que sus hijas le agradecerán permitirles tener a su madre cerca y regresar a casa.

“Olivia y Anna te lo agradecerán infinitamente. Dales lo que más necesitan, no lo alargues más, no tiene sentido. Piensa con el corazón, no con la mente.

No puedo creer que te haga feliz hacerles daño y separarlas de mí. Y si tú eres un infeliz ellas no podrán crecer felices tampoco… no se lo merecen… son unas niñitas inocentes, con toda una vida por delante”, agregó Beatriz.

Concluye diciéndole que espera alguna señal de su parte como respuesta, le dice que él sabe cómo contactarla.

Los agentes de la policía y la Guardia Civil han revisado en varias oportunidades la casa de Tomás en busca de pistas y de posibles restos biológicos de las menores.

Recientemente, trascendió que Tomás le envió un paquete a su novia antes de desaparecer con la instrucción de que lo abriera solamente a la media noche, en el interior del paquete habría miles de euros.

A su padre le dejó un vehículo de marca Alfa Romeo, antes de su desaparición, tomó la previsión de cambiar de nombre todos los vehículos de su propiedad.

En algunos medios de comunicación locales han reseñado que Tomás podría haber distribuido otros bienes a amigos suyos, entre estos, una motocicleta.

Actualmente, han enfocado la búsqueda de las niñas en la isla de Tenerife, no descartan que hayan podido salir de España por vía marítima haciendo trasbordo a otra embarcación.

El caso tiene con el alma en vilo a todo el país, se espera que después de la carta difundida por Beatriz, obtengan alguna pista sobre el paradero de Tomás y las menores. Compártela.