La madre de las niñas desaparecidas pide que difundan un vídeo para ayudar a encontrarlas

Beatriz Zimmerman, comparte la custodia de sus dos hijas Anna, de 1 año y Olivia, de 6 años, con su ex pareja Tomás Antonio Gimeno, de 37 años. El martes 27 de abril, él las recogió desde las 5:00 de la tarde, porque le correspondía según su acuerdo compartir con ellas hasta las 9:00 de la noche, pero no regresó.

La madre se alarmó cuando recibió mensajes de Tomás en los que le decía que no volvería a verlo a él ni a sus dos hijas. Ella acudió a las autoridades para denunciar el hecho y de inmediato comenzó un operativo de búsqueda sin precedentes.

Las autoridades han centrado la búsqueda en el mar, después de hallar la embarcación de Tomás a la deriva, vacía y sin ancla. Él zarpó a las 12 de la noche del miércoles desde puerto deportivo Marina Tenerife, donde fue visto con bolsos de equipaje en las cámaras de seguridad del recinto.

Después de 8 días de la desaparición, Beatriz, la desconsolada madre, pide ayuda para difundir un vídeo de las pequeñas y contribuir con las labores de búsqueda, pide máxima difusión internacional de las escenas.

Beatriz piensa que sus hijas podrían haber sido trasladadas a Sudamérica, donde su ex esposo mantiene contacto con personas conocidas.

La madre insta a los ciudadanos a compartir las imágenes en las que se aprecian las características del rostro de las niñas para que puedan ser reconocidas y recibir cualquier pista sobre su paradero.

Las redes se han colmado de mensajes de apoyo hacia la madre y de las imágenes de las pequeñas.

El pasado fin de semana expresó un mensaje a los medios de comunicación:

“Mi mensaje es que manden mucha luz y amor a las niñas, que estoy segura de que están bien. Que no miren las noticias alimentando la mala energía, que todo el mundo piense que las niñas son una bonita luz que están protegidas y que en cuanto menos lo esperemos estarán jugando y corriendo felices”, dijo la madre en un mensaje publicado en un medio local.

La madre termina diciendo: “tengan una emoción fuerte de que aparezcan y den las gracias por adelantado, sintiendo de corazón que ya están con su madre.

Hasta el momento las autoridades no descartan ninguna hipótesis sobre la desaparición que conmociona al país y al mundo.

El juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Güímar dictó el pasado sábado una orden internacional de búsqueda de Tomás Gimeno y sus dos hijas. Asimismo, ha dirigido un requerimiento a varias entidades financieras para comprobar si el padre había hecho algún movimiento bancario los días previos a su desaparición.

En la búsqueda, han rastreado por tierra, mar y aire la zona de 100 kilómetros aproximadamente en línea recta desde la Punta de Anaga (extremo norte de Tenerife) hasta el extremo sur de la mayor isla del archipiélago.

La Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil lidera el operativo al que se han unido agentes de la Unidad Central Operativa de Madrid.

Una de las hipótesis es que el padre huyó con las menores en una embarcación más grande en la que pudieran cruzar el océano Atlántico, o que estén en una isla próxima o en algún lugar de Tenerife.

Se presume que pudo abandonar su embarcación, hallada a la deriva sin ancla en el mar, para hacer un trasbordo a otra que lo llevara a su destino.

El pasado sábado, Tomás accedió a su perfil de Facebook desde un dispositivo registrado a su nombre desde hace un año y medio. Las autoridades intentan rastrear la señal del dispositivo.

Seguimos atentos a los avances que ofrezcan las autoridades sobre este caso. Comparte esta noticia.