Un niño tan sólo quería darle una digna sepultura a su periquito, pero de pronto todo cambió

Es fácil traer a la memoria esos tiernos recuerdos de la infancia, y a la vez duros, en que una mascota muy querida partía al más allá. No hay nada más triste para un niño que tener que despedir a su fiel compañero de aventuras, y no son pocos los pequeños que en medio del dolor deciden darle una emotiva y digna sepultura, como si de alguien de la familia se tratase.

Es lo que este épico niño, orginario de Chile, quiso hacer al despedirse de su amado periquito Chimuelo, que había pasado a mejor vida.

Sus intenciones eran las más buenas y tiernas del mundo: enterrar dignamente a Chimuelo en el jardín de su casa.

José Ignacio es el usuario de Twitter que compartió el emotivo momento en Twitter, con un muy acertado comentario: “Debe ser lo mejor que he visto en mi vida”, consiguiendo más de un millón de reproducciones y cerca de 30.000 retuits.

”Hoy es el triste día donde se nos va uno de la familia. Un hermano nuestro que sin duda fue una gran mascota”, dice el pequeño en medio de la seriedad propia del caso.

“Pero hoy nos reunimos para despedirlo, ya que nuestro señor se lo ha llevado. Así que descansa en paz Chimuelo”, añade el niño elevando su vista al Cielo.

¡Sin duda, uno de los momentos más aplaudidos en la red social!

Incluso empieza a entonar un avemaría, que al parecer ha sido improvisada o compuesta por el mismo niño, que ha cautivado a miles en la red.

“Ave María, Señor Jesús, lleva al Chimuelo al ataúd. Lleva al Chimuelo a su lugar. Chimuelo, descansa, ya estás en paz”, se oye cantar al pequeño.

“Y ahora, el momento más triste de la jornada, sin duda. Adiós Chimuelo, descansa en paz.”, concluye el pequeño. Sin imaginar que de repente algo trágico estaba por suceder…

Cuando se disponía a dejar que el animalito reposara sus restos hasta la eternidad, un tercer actor aparece en la escena: su perrita.

Y de un solo bocado, se zampa el cuerpo de quien en vida fue Chimuelo.

“¡Perro, huev***, sale!”, se le oye decir al pequeño.”¡Se lo comió!, ¡Abre la boca!, ¡Graba esto!… ¡Suelta a mi Chimuelo!”, dice exaltado.

Tras una serie de esfuerzos, logra abrirle la boca al perro que quería merendarse al pobre Chimuelo.

“Bueno, después de algunos incovenientes, ahora sí Chimuelo va a descansar en paz. Está con un poco de baba, pero él está en paz”, dice el pequeño. Y las redes no han podido más de la ternura… ¡Y de la risa!

“Adiós, Chimuelo, siempre te amamos, más que mascota fuiste un hermano. Chimuelo, descansa en paz”, conluye la épica escena con la final sepultura digna que merecía el perico.

Las redes por supuesto que no se hicieron esperar con los comentarios más originales.

Un usuario recogió todo el momento como si fuera la letra de una canción:

Y otros reconocieron que su ingenio es digno de los premios Grammy

Twitter

Es un video verdaderamente digno de ser compartido. No te vayas sin hacerlo con todos tus amigos para celebrar la inocencia de los niños, que tanta falta hace en un mundo convulsionado como en el que vivimos.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!