Un niño de 10 años intenta asaltar una joyería y su madre lo entrega a la policía

El propietario de una joyería en la población de Moreno, Argentina, tuvo que vivir la más insólita y angustiosa situación después de que un pequeño de apenas 10 años de edad lo sorprendiera tratando de asaltarle en su local.

Nicolás García relata que el niño irrumpió el local y nada más entrar empezó a preguntarle sobre los precios de las joyas, lo que llamó mucho su atención.

Pero enseguida empezó a amenazarle, ya que al parecer el niño venía provisto de un juguete con el que lo apuntó.

El hombre jamás se imaginó que un pequeño se atrevería a tanto, pero al ver que no era más que un juguete, en un descuido del menor lo tomó del hombro y lo sacó del local.

Las cámaras de seguridad capturaron los hechos ocurridos en la joyería de Moreno

Nene de 8 años intentó robar una joyería con un arma de juguete en Moreno

Nene de 8 años intentó robar una joyería con un arma de juguete en Moreno #AO #Virales

Publiée par AHORAONLINE sur Jeudi 21 février 2019

García dijo que el niño golpeó la reja, y al pensar que venía a pedir comida, lo dejó pasar.

El niño sacó su «juguete» y lo puso en el mostrador, no sin antes amenazarle al propietario del local:

«Dame todo, si no te quemo», le habría dicho el pequeño.

Después de que García hiciera la denuncia, le dijeron que «no podían hacer nada» porque se trata de un menor de 10 años. Y debido a su reacción, la familia del niño lo amenazó con tomar represalias y temía por su vida.

El dueño de la joyería, por su parte, está convencido que el pequeño es «usado» para estudiar los movimientos internos de los locales, para luego asaltarlos. Y asegura que el niño no es más que un «instrumento para el robo».

Confesó que hablando con dueños de otros locales, vieron cómo pedía permiso para ir al baño, y al salir hablaba con otras personas a las que les informaba cuánta gente había adentro.

«Así, les indica a los ladrones qué locales quedan «marcados para poder robar», revela Nicolás García.

Pero después del altercado, su propia madre, de 28 años, tras ver el revuelo provocado fue ella misma quien valientemente decidió acudir a la policía para entregar a su hijo.

TN

Ella declaró que su hijo no ha ido al colegio este año debido a que el año pasado fue expulsado de la escuela por un acto de indisciplina tras haberse bajado los pantalones para mostrar sus partes íntimas a una compañera. Aseguró además que no tiene padre y que ella trabaja como empleada doméstica.

En las redes sociales se generó un intenso debate sobre si a los niños se les debe permitir portar este tipo de «juguetes».

Déjanos saber qué opinas sobre este insólito caso y compártelo en tus redes.