Diseña una toalla que ayuda a reanimar a bebés que sufren un paro respiratorio

Durante una emergencia médica es vital que todos tratemos de mantener la calma y proceder paso a paso para ayudar a la persona que está en apuros, especialmente si se trata de un bebé.

Sin embargo, muchos padres pueden ceder ante los nervios y no saber cómo reaccionar si su pequeño deja de respirar y necesita recibir asistencia lo más pronto posible.

Nina vive en la ciudad de Glasgow en Escocia.

Nina Bichard es una estudiante de Ingeniería que decidió crear un objeto para ayudar a las madres en estos momentos tan difíciles.

Nina trabajó durante un tiempo en una compañía que realiza aparatos respiratorios. Esto la inspiró para crear una nueva herramienta que ayude a los bebés que presentan problemas respiratorios.

Nina tan solo tiene 23 años de edad.

Bichard decidió investigar sobre los diferentes métodos que había a la hora de reanimar a un bebé y participó en diferentes cursos para ver cuáles eran las mayores dificultades que los padres podían enfrentar en estos momentos tan críticos.

“Estudié con detalle la manera en que se realiza la reanimación para estar completamente segura de darles la mejor herramienta posible”.

Después de muchos meses de duro trabajo el resultado fue genial. Nina creó una toalla que viene equipada con las claras instrucciones que las madres deben seguir para lograr que sus pequeños vuelvan a respirar.

Por mucho que alguien sepa qué hacer en este tipo de situaciones, la adrenalina y los nervios del momento pueden traicionarnos así que resulta sumamente útil contar con un sencillo manual de instrucciones.

Se reducen las posibilidades de confusión y nos aseguramos de que el procedimiento sea el correcto”.

Pero eso no es todo. La toalla cuenta con una pequeña bomba de mano que cuando se aprieta, infla un suporte ajustable que ayuda a expandir la parte superior de la espalda y de esta manera se despejan las vías respiratorias del bebé.

El tamaño de este soporte debe variar según la talla del bebé, pero está diseñado de tal manera que es sumamente fácil de ajustar en cuestión de segundos.

Bichard está haciendo las gestiones para obtener la patente por su invento.

Los estudios indican que cada año el 6% de bebés en todo el mundo llegan a necesitar este procedimiento. En estos casos se recomienda envolver a los bebés con toallas para asegurarnos de que no pierdan calor en todo su cuerpo.

“Como ya estaban usando toallas quise que mi invento se basara en algo que ya es común en estos procedimientos”.

Metro

No hay duda de que este maravilloso invento se convertirá en una herramienta imprescindible que cambiará la vida de miles de padres de todo el mundo. Compártelo.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!