Le dijeron que no tenía cura pero 25 de sus tumores desaparecieron porque siguió su intuición

Heidi Spencer es una madre de dos pequeños que no ha parado de luchar por su vida. Hace más de un año comenzó a presentar síntomas muy extraños como una pierna constantemente adormecida. Lo primero que pensó es que se trataría de un simple problema de postura, pero una vez que se sometió a una serie de exámenes para averiguar qué estaba sucediendo tuvo que recibir la noticia más dura de su vida.

Heidi vive con su familia en Cheshire al oeste de Inglaterra.

Heidi fue diagnosticada con cáncer de pulmón en estadio 4. Cuando los síntomas comenzaron parecía que ya era demasiado tarde y el tumor había empezado a expandirse hacia sus huesos y su cerebro.

Los médicos encontraron nada menos que 25 tumores diferentes en Heidi.

Esta terrible noticia la recibió nada menos que en el mismísimo día de las Madres y tras pasar el terrible impacto decidió preguntar si había alguna esperanza para lograr recuperarse. Sus hijos se encontraban muy pequeños todavía y quería disfrutar al máximo cada minuto con ellos

Heidi recibió el diagnóstico con 45 años de edad.

Por desgracia la respuesta de los médicos no fue lo que esperaba. Para ellos, el tumor simplemente ya se encontraba demasiado avanzado y no tenían mucho que ofrecer más que cuidados paliativos y una quimioterapia cuyo único fin era lograr darle un poco más de tiempo junto a sus seres queridos. Sin embargo, Heidi siempre fue una verdadera luchadora y no quiso rendirse.

Los médicos le estimaron una esperanza de vida de 6 a 12 meses.

Tomó el asunto en sus propias manos y comenzó a investigar un poco en Internet. Después de unos minutos descubrió el sitio web de FoundationOne, una compañía en donde realizan una prueba muy especializada por el costo de 4.000 dólares.

FoundationOne fue creada en el 2012 y hoy en día ya ha tratado a más de 200.000 pacientes.

Este estudio se centra en los genes relacionados al cáncer, genes que se pueden ver afectados cuando un paciente sufre determinados tumores. Basándose en esta información, planifican un tratamiento personalizado para tratar aquellos genes que ya se han visto más afectados en la enfermedad.

“Debo mi vida a estas pruebas y a mi instinto de no escuchar a los primeros médicos que me atendieron”.

Los resultados de Heidi mostraron que cinco de sus genes ya presentaban algunas mutaciones y dos de ellos presentaban algunas opciones de tratamiento. Sin pensarlo más, Heidi comenzó a recibir el tratamiento en la Clínica The Christie en Manchester y desde entonces los resultados no han dejado de maravillar a su familia.Tres meses después todos sus tumores cerebrales habían desaparecido.

Las células cancerígenas que se encuentran en sus huesos y pulmones están cada vez más pequeñas.

Daily Mail

A pesar de que todavía no se encuentra completamente libre de esta terrible enfermedad, sus síntomas han desaparecido por completo. Ahora puede disfrutar de mucho más tiempo con sus hijos mientras su calidad de vida mejora cada vez más.

¿Qué opinas de esta inesperada recuperación? Comparte su historia para que muchos recuerden la importancia de no rendirse jamás.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!