La trágica pérdida de un bombero le ofrece una oportunidad de vivir a 2 niños

Desde hace semanas en Chile se vive una catástrofe por los incendios forestales en varias regiones al sur del país, más de 40.000 hectáreas han sido afectadas recientemente. Además, han sufrido las consecuencias de lluvias torrenciales como parte de un fenómeno conocido como “invierno altiplánico”, causando varios fallecidos y desaparecidos.

Los bomberos trabajan con el compromiso de velar por el bienestar de los ciudadanos, luchan preservar su vida, aunque arriesguen la suya en medio de situaciones muy peligrosas.

Lamentablemente algunos fallecen mientras hacen su heroica labor, Nicolás Soto, es un bombero voluntario de la Tercera Compañía de Villarica que siempre será recordado como un gran héroe en Chile.

Él perdió la vida a los 20 años el pasado 3 de febrero mientras combatía el fuego de los incendios forestales producidos en Nueva Imperial, una región de La Araucanía al sur de Chile. Sufrió muerte cerebral tras recibir el impacto de un balde lanzado desde un helicóptero, falleció tras permanecer dos días en coma.

Su trágica muerte causó conmoción en todo el país, incluso el presiente Sebastián Piñera expresó sus condolencias. “Lamento profundamente la muerte del Bombero Nicolás Soto, quien perdió la vida combatiendo incendios forestales en La Araucanía”.

Sus colegas le han rendido emotivos homenajes, las autoridades estudian ofrecerle una pensión vitalicia a su familia.

Pero en medio de lamentable suceso, Nicolás además de ser conmemorado como un héroe también será recordado por el solidario gesto que hizo después de partir.

La donación de los órganos de Nicolás ha salvado la vida de dos niños, uno de ellos es Agustín Cortez, quien recibió un riñón para recuperarse de su enfermedad.

“El riñoncito todavía no agarra fuerzas como los médicos quieren. Vamos con fe y que el paso de las horas vaya evolucionando mejor”, relató Francisco Cortez, padre del niño.

Matilda Pizarro es otra niña de cuatro años que recibió una oportunidad de vivir gracias a la donación de un riñón de Nicolás.

PM

“Quería darle las gracias a esta persona, que en paz descanse, que Dios lo guarde en su santo reino a esta persona que le dio vida a mi hija. Un abrazo al cielo donde quiera que estés Nicolás Soto”, escribió Edward Pizarro, el padre de la menor en su perfil de Facebook.

QUIERO DAR LAS GRACIAS A CADA UNO POR SUS LLAMADOS MENSAJES Y TODO TIPO DE MUESTRAS DE CARIÑOEL AGUS ESTA UN POCO…

Publiée par Francisco Cortez Fernandez sur Jeudi 14 février 2019

En el marco de la celebración del cuarto cumpleaños de Matilda recibió el regalo de tener una oportunidad de seguir viviendo tras meses en una lista de espera para encontrar el riñón que necesitaba.

Nicolás falleció haciendo una noble labor y aun después de haber partido al cielo siguió ayudando a salvar otras vidas. Su solidaridad ha conmovido al mundo y nos invita a crear conciencia sobre la importancia de la donación de órganos. ¡Compártelo!