Comparte la foto de su hija autista en crisis junto a la portera de la escuela y se hace viral

Kenlee estudia cuarto grado en la primaria Passmore en Alvin, Texas, fue diagnosticada con autismo, así que tiene ciertas dificultades asociadas con su condición.

La semana pasada tuvo una mañana muy difícil, sufrió una fuerte crisis y nada lograba consolarla.

Se tumbó el en sueño de la cafetería y parecía no tener consuelo. Hasta que la portera de la escuela decidió intervenir, se acostó junto ella y le ofreció la serenidad que tanto necesitaba a través de su amor y compañía.

Esther no dudó en ponerse a su lado, allí se mantuvo hasta que la pequeña Kenlee se sintió mejor, bastaron miradas de cariño y unas palmaditas en la espalda que le demostraron que comprendía cómo se sentía.

Kenlee estaba muy abrumada por el ruido que había en la cafetería, para ella puede ser realmente perturbador estar en un lugar muy concurrido y ruidoso.

Uno de los testigos tomó una foto con su teléfono móvil y el momento quedó inmortalizado. La imagen de Esther y Kenlee fue compartida en las redes sociales y no tardó en hacerse viral.

Hollie Bellew-Shaw, la madre de la niña, profesional de educación especial en la misma escuela, compartió en su perfil de Facebook la fotografía.

“Nuestra portera es literalmente la mejor, es el individuo más dulce del mundo”, agregó emojis de corazones y una pieza de rompecabezas que es el símbolo de la campaña de crear conciencia sobre el autismo.

En la imagen se ve cómo Kenlee está acurrucada envuelta en una manta y Esther está frente a ella consolándola con un brazo y ofreciéndole una sonrisa.

“Todas las escuelas deberían ser tan afortunadas de tener su propio ángel en el campus”, dijo Hollie, la madre de la niña.

Su publicación causó tanto revuelo que ofreció declaraciones a los medios que se interesaron en su historia. Conoce a Esther desde hace tres años.

“La señora Esther siempre ha tenido un vínculo especial con mi hija. Cada vez que se ven, Kenlee corre hacia ella como si la estuviera viendo por primera vez. Ella siempre le ofrece el mejor abrazo y palabras amables. Se ha ganado un pedazo de nuestro corazón”.

La página del colegio también compartió la imagen viral con esta descripción: “A veces solo necesitas tomar un descanso. Una estudiante de cuarto grado estaba teniendo un día difícil pero la señora Esther, portera de la escuela, se sentó en el piso con ella y la abrazó”.

Muchos usuarios han comentado que el gesto de Esther demuestra que una palabra amable, un abrazo y un poco de compasión son suficientes para marcar una diferencia en la vida de un niño.

La publicación de la madre de Kenlee inspiró a otros padres de alumnos de la escuela a dedicarle mensajes expresando su admiración hacia ella. Compártelo y promueve las buenas acciones.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!