Nace sin mandíbula, con los órganos invertidos y sus padres se niegan a ponerle fin a su vida

Tarah Acosta estaba embarazada y su bebé nació dos meses antes de lo esperado. En cuanto el pequeño Isaiah llegó a este mundo tuvo muchas dificultades para respirar y los médicos se dieron cuenta que había nacido sin mandíbula.

Pasó sus primeros 15 minutos de vida sin respirar y fue diagnosticado con una extraña condición conocida como Situs Inversus.

Se estima que el Situs Inversus afecta a una de cada 10.000 personas

Se trata de una malformación genética en donde varios órganos se alinean a la inversa, como si se trata del reflejo de un espejo. En el caso de Isaiah esto afectó absolutamente todos sus órganos.

 

Fue sometido de inmediato a una operación de laringe que le permitió respirar a través de un tubo. Sin embargo, los médicos explicaron a sus padres que nunca podría hablar o comer por sí mismo.

“Nos dijeron que debíamos tomar una decisión para saber si realmente queríamos darle otra oportunidad”.

A pesar de que les dieron los peores pronósticos, sus padres nunca dejaron de luchar por él. Isaiah hoy en día se ha convertido en un verdadero ejemplo. Ha ido superando todos los obstáculos que se le presentan.

Los especialistas aseguraron que pasaría el resto de su vida en una cama o silla de ruedas pero ha logrado caminar y está lleno de energía.

Isaiah vive en la ciudad de Phoenix en Arizona.

Siempre está ayudando a todos y se da a entender a través de señas y de su teléfono. Recientemente se graduó de la preparatoria y descubrió su verdadera pasión: la música.

El talentoso joven ha tenido impresionantes logros en el mundo del rap. Constantemente se encuentra escribiendo canciones a las cuales otros raperos dan voz para ayudar a propagar su valioso mensaje.

“Desde que era muy pequeño le atraía la música, el ritmo. Disfrutaba demasiado de los conciertos”.

Siempre encuentra inspiración en los tratos injustos que llegó a recibir por su aspecto y en la importancia de nunca rendirnos ante las dificultades. El rapero conocido como Tikey “Trap House” fue el primero en ofrecer su voz para los temas de Isaiah y el resultado fue todo un éxito.

Ambos comenzaron una bonita amistad y Tikey siempre lo animó a continuar luchando por sus sueños.

Gracias a su carrera, Acosta fue nominado a los premios Outlook Inspirations 2018.

Tikey perdió la vida en enero del 2019 pero Isaiah se encuentra dispuesto a continuar trabajando y dedicándose a la música para dar a conocer su valioso mensaje.

Ahora, muchos médicos le han ofrecido ayuda para operarlo y darle una mandíbula. Sin embargo, Isaiah ha recorrido un largo camino y ha aprendido a aceptarse tal y como es.

“La cirugía sólo es estética. No le permitirá hablar así que prefiere quedarse así. A él no le molesta su físico”.

No hay duda de que este talentoso joven seguirá logrando un gran impacto en el mundo con su poderoso mensaje. Ha recorrido un gran camino y ha demostrado que siempre podemos cumplir nuestros sueños, a pesar de que parezcan completamente imposibles.

No te vayas sin compartir esta inspiradora historia y dar a conocer el poderoso mensaje de Isaiah.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!