Nace con menos de la mitad del cráneo, su madre siempre pensó que sobreviviría

Vida, esa hermosa palabra que encierra un sinfín de significados y que hoy día es el mayor milagro para una madre después que su pequeño bebé naciera sin más de la mitad de su cráneo.

Lucas Santa María es el nombre del pequeño angelito que fue diagnosticado con exencefalia en el útero, una malformación en la cual el cerebro se encuentra fuera del cráneo y a media que avanza el embarazo el tejido nervioso se va degenerando.

Más que un milagro una bendición para su madre.

El bebé considerado un hermoso milagro, se sometió a una delicada cirugía tan solo cuatro días después de nacido para ayudar a salvar su vida, Lucas ya tiene siete meses, y sin duda, ha superado las expectativas de los médicos, ésta extraña condición es fatal pero el pequeño Lucas sigue luchando por sobrevivir.

El pequeño niño se ha convertido en un símbolo de esperanza.

Su madre María Santa María no puede creer la suerte que ha tenido, después de la cirugía el pequeño angelito reveló una sorprendente recuperación dejando a todo sin palabras. Su madre comenta que está recibiendo comida especial para bebés y fisioterapia, Lucas ahora levanta la cabeza y mueve sus delicadas piernitas para balancearse de un lado a otro.

María Santa María es madre de cuatro niños.

La malformación del tierno Lucas se reveló en el primer ultrasonido que se realizó. El médico que la atendió le informó que el cráneo de bebé no se había cerrado y que su cerebro estaba creciendo fuera de su lugar, sin ningún tipo de piedad le sugirieron que lo perdiera. La madre desconsolada y sorprendida con el diagnóstico decidió seguir con el embarazo.

Lucas está estableciendo su propio récord de sobrevivencia.

Todo esto era algo nuevo para ella, sus otros embarazos transcurrieron con total normalidad y sin ningún inconveniente. La madre contó con todo el apoyo de su esposo Augusto y le dieron la bienvenida al bebé en el Centro Médico de la Universidad de Hackensack en Hackensack-Nueva Jersey.

Lucas es por mucho un niño único en el mundo.

A pesar que María Santa María tuvo sus nuevos meses de gestación sin mayores problemas y dio a luz a su pequeño milagro, se dispuso hacer los arreglos funerarios en caso que el pequeño no lo lograra.

También habló con su especialista infantil para que orientara a sus otros hijos de 8, 7 y 3 años en caso de que el nuevo miembro de la familia decidiera partir de este mundo.

Estudios revelan que nunca ha habido una persona que sobreviva más de tres horas con está malformación.

El Dr. Tim Vogel es jefe de neurocirugía pediátrica en el Centro de cerebro y columna vertebral de Jersey, señala que extrajo el tejido cerebral anormal para evitar daños en el área funcional de su cerebro, y las convulsiones o accidentes cerebrovasculares.

A medida que vaya creciendo el hueso del cráneo el Dr.Vogel afectará una capa para rellenar las áreas hundidas y asegurarse que el tejido cerebral este protegido.

Lucas ha tenido grandes avances, incluso ha intentado gatear.

Vogel también señaló que seguirá trabajando con la familia en el futuro, agregó que cuanto más hueso desarrolle más tejido puede usar, lo que cual le permite obtener mejores resultados.

El pequeño Lucas ha llenado de bendiciones a su familia, es sin duda, un guerrero lleno de esperanza. Vale la pena compartir el milagro de su vida.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!