Su hija de 4 años terminó con el rostro rosa durante varios días por una travesura

Cuando hay un niño en casa una de las primeras reglas que los padres no deben olvidar es no dejar al niño solo por mucho tiempo, solo bastan segundos para que la curiosidad e los más inocentes termine en una gran travesura.

Victoria Kidner, de West Midlands, la madre de Sofía, una hermosa e ingeniosa princesa de 4 años, puede dar fe de eso, cuando después de diez minutos de haber dejado sola a su hija, la sorprendió con el rostro totalmente pintado con labial rosa brillante.

Sofía, aprovechando que su madre había entrado a la cocina para lavar los platos no dudó en adueñarse del estuche de maquillaje de su progenitora y manifestar sus cualidades artísticas sustituyendo el pincel por un lápiz labial y el lienzo por la tierna y adorable piel de su rostro.

La pequeña se untó el lápiz labial brillante por toda la cara de tal manera que o dejó nada sin pintar y fue imposible quitárselo durante varios días.

Victoria había dejado a Sofía en el sofá viendo programas infantiles en su tableta, pero después de 10 minutos la pequeña entró a la cocina para mostrarle a su madre su “obra de arte”.

Para todos siempre será un misterio de que Sofía se haya ido a la habitación para buscar en el armario el lápiz labial y cubrir su rostro completamente con la pintura rosa brillante en tan solo 10 minutos.

“Me estaba riendo tan pronto como ella entró y le pregunte qué le había pasado a su cara y fue entonces cuando sacó con orgullo mi lápiz labial totalmente destruido detrás de su espalda. Su mirada estaba llena de orgullo y tenía dibujada una enorme sonrisa en su rostro rosado brillante”.

Victoria subió corriendo las escaleras esperando encontrar un desastre en la habitación con rastros del lápiz labial por todos lados, pero no fue así, solo había pintado su cara sin manchar nada más.

Victoria pasó los siguientes 10 minutos limpiando la cara de su hija. Inmediatamente buscó toallitas húmedas para bebés y luego la bañó rápidamente para quitar el resto del lápiz labial de la línea del cabello antes de que se manchara, pero después de todo eso todavía la niña quedó con un brillo rosado durante los próximos días.

 “No la escuché hacer ningún ruido, así que pensé que solo se estaba divirtiéndose tranquilamente”.

Mientras su madre estaba de espalda la niña subió y sacó el labial de su bolso de maquillaje que estaba en un armario de la habitación.

“Después de mirar su rostro tuve que tomar una foto y darle crédito por el trabajo increíblemente perfecto que hizo, no dejó nada sin maquillar”.

Al principio Victoria estaba molesta porque había arruinado su lápiz labial favorito, pero después no pudo evitar reírse de la situación. Comparte esta divertida historia con tus amigos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!