Muestra la terrible consecuencia que sufrió por intentar eliminar los tatuajes de su rostro

Dicen que hay marcas difíciles de olvidar y que quedan para siempre, los tatuajes sin duda son unas de ellas.

Muchos ven su cuerpo como un lienzo para elaborar grandes y exóticas obras de arte, pero nuestro cuerpo a diferencia del lienzo no es algo que podamos guardar y desechar porque no nos gusta.

¿Qué harías si tienes todo tu cuerpo tatuado y quieres desaparecer lo que en algún momento consideraste arte? Este hombre hizo algo que sin duda te hará pensar dos veces antes de querer quitarte un tatuaje.

Dependiendo de la magnitud del tatuaje el procedimiento con láser puede causar un oscurecimiento de la piel.

Recientemente, un joven decidió someterse a un doloroso tratamiento con láser para intentar borrar por completo el tatuaje de su rostro y otras partes del cuerpo, pero nunca imaginó que el resultado final lo devastaría por completo.

El procedimiento fue capturado en varias imágenes que ya le están dando la vuelta al mundo. El joven al igual que miles de usuarios de las distintas redes sociales están totalmente sorprendidos y decepcionados con el resultado.

Una vez terminada la sesión el paciente no puede recibir sol o rayos UVA.

En las imágenes podemos ver que el joven está en una clínica especializada para realizar este procedimiento, el tratamiento se realiza paso a paso para retirar parcialmente este tipo de pigmentos.

Sin embargo, el resultado decepcionó por completo al joven quien quedará con gran parte de su rostro con una tonalidad totalmente distinta al del resto de su piel.

Actualmente, quitar un tatuaje con láser es la técnica más habitual.

Aunque actualmente existen cientos de tratamientos para borrar un tatuaje, se debe destacar que la mayoría resultan muy dolorosos, con un costo bastante elevado y no todos ofrecen un resultado eficaz al cien por ciento.

El tamaño del tatuaje, la ubicación del mismo y el tipo de tinta que se usó son factores importantes para eliminar en su totalidad el tatuaje.

Las cantidad de sesiones con láser dependerá de cómo reaccione el paciente y del tamaño del tatuaje.

Desde luego que el resultado no es perfecto, el paciente quedó con la piel dañada y sensible por la tinta. El joven destaca que se sometió al difícil procedimiento para concientizar a las miles de personas que desean hacerse un tatuaje independientemente del tamaño, color o zona del cuerpo.

Sin duda, un tatuaje es algo que se lleva por siempre y el resultado para deshacerse de ellos no siempre es el que se espera. Ahora el joven debe enfrentar una nueva vida con marcas permanentes que le han dejado una gran lección de vida.

No dudes en compartir esta nota en tus redes y recuerda que los tatuajes al igual que nuestras decisiones dejan resultados difíciles de borrar.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!