Mueren 3 bomberos al estrellarse el avión cisterna que luchaba contra el fuego en Australia

Australia atraviesa una de las mayores crisis de incendios forestales en su historia y que se ha visto en el mundo. A pesar de que las lluvias cayeron sobre su territorio como una fuente de alivio, no fue suficiente y los peores temores de los expertos han empezado a cumplirse.

La catástrofe de fuegos sin control ha dejado a su paso más de 1.000 millones de animales, 33 personas sin vida, y 10 millones de hectáreas calcinadas.

Ahora el mundo llora la partida de 3 bomberos más que se suman a la cifra total de 7 bomberos fallecidos. Los héroes de origen estadounidense han muerto dando su vida en su lucha contra el fuego.

Los hechos han sido difundidos esta tarde por los medios locales, después de que se estrellara el avión cisterna que operaba para combatir un incendio en la zona de Snowy Monaro, en el sur del estado, según informó el Servicio de Bomberos Rurales de Nueva Gales del Sur (RFS, por sus siglas en inglés).

El siniestro no ha dejado sobrevivientes

Shane Fitzsimmons, portavoz del RFS ha reportado que se hacían «actividades rutinarias» de descarga de agua, pero el avión cisterna sufrió «un fuerte impacto contra el suelo» produciéndose una gran bola de fuego.

El C-130 Hércules explotó al impactar cerca de Peak View, al noreste de Cooma, en Nueva Gales del Sur, después de perder contacto con el suelo alrededor de las 13:45.

«Nuestros corazones están con todos los que están sufriendo con la pérdida de estos tres nobles y respetados tripulantes, quienes han invertido décadas de su vida en la lucha contra los incendios», dijo Fitzsimmons.

Los familiares de las víctimas lloran la trágica partida de estos valientes héroes

El avión cisterna pertenecía a la empresa estadounidense Coulson Aviation.

Por su parte, el RFS desconoce las causas del accidente y se ha abierto una investigación al respecto. Así lo dio a conocer en Twitter:

Los equipos de rescate se apresuraron al lugar del accidente, pero no encontraron sobrevivientes, los cuerpos de las víctimas todavía no han sido recuperados.

La bomba de agua intentaba combatir un incendio masivo de 250.000 hectáreas formado cuando al menos cuatro incendios diferentes se unieron. Este incendio incluso podría unirse con otro peligroso incendio de 98.000 hectáreas hacia el norte que ha rodeado la ciudad costera de Batemans Bay.

«Mensaje de fuego… Esto es solo una bola de llamas… Se estrelló… Se acabó», fue parte del mensaje que se recibió en la torre de control.

Los efectivos locales están devastados, escenas desgarradoras se capturaron mientras se abrazaban al no poder creer en 3 bajas más del personal.

Fitzsimmons dijo que los bomberos fallecidos tenían experiencia y que habitualmente tripulaban el C-130 para misiones de bombardeo de agua.

«Hoy es un recordatorio absoluto y horrible de las condiciones peligrosas a las que nuestros voluntarios y nuestro personal de servicios de emergencia se enfrentan diariamente», dijo Berejiklian.

Hace 2 semanas, los bomberos norteamericanos fueron recibidos con vítores en el aeropuerto de Sidney.

Un total de 100 efectivos habían sido enviados como refuerzo, pero 3 de ellos no se podían imaginar que sería un viaje sin retorno, una despedida para siempre y su heroísmo no podrá ser olvidado jamás.

«Estoy profundamente entristecido por las trágicas noticias que recibimos hoy», dijo el embajador de Estados Unidos, Arthur Culvahouse.

El Servicio Rural de Bomberos ha aprovechado la ocasión para advertir que todavía existen más de 70 incendios en la mira y 30 sin poder contener:

Dijeron, además, que el mayor peligro de incendios alcanzaría el jueves al medio día con una larga tarde de incendios para los que había que estar preparados.

Mientras que las temperaturas estarán sobre los 40 grados en varias zonas

Lamentamos profundamente que estos héroes hayan tenido que partir para siempre en medio de esta tragedia que todavía parece no terminar. A sus familiares les queda el consuelo de saber que tendrán un puesto de honor allá arriba al haber dado su vida en el cumplimiento de su deber. ¡Paz a sus restos! Comparte esta noticia.