Muere una niña de 3 años después de que su madre la metiera en la bañera para bajarle la fiebre

Ningún padre desea ver a su hijo sufrir por ningún motivo, sin embargo hay circunstancias que parecen escapar de las manos y una fracción de segundos puede hacer la distinción entre la vida y la muerte.

Lamentablemente, esta lección ha llegado muy tarde para Ruth Blankenfeld, una madre destrozada que llora por el fallecimiento de su pequeña de solo 3 años.

Eva Blankenfeld tenía fiebre y vómitos así que su atenta mamá decidió darle un baño para ayudar a bajar la calentura. Poco podría sospechar que esta simple acción cobraría la vida de su pequeña.

Ruth decidió dejar a Eva por un momento en la tina mientras iba a otra habitación a doblar una ropa. Al regresar vio la más trágica de las escenas: la pequeña no respiraba.

Frenética, la madre decidió llamar a emergencias y mientras los paramédicos llegaban intentó darle reanimación cardiopulmonar (RCP), pero todo fue inútil.

En primera instancia Eva fue llevada a un pequeño centro médico en Decatur, Georgia. Pero cuando los profesionales vieron que el asunto era realmente grave solicitaron el traslado de la niña en un helicóptero, hasta un Hospital más grande. 

Pero la noche del martes 05 de marzo de este año, tras cinco días de observación y una lucha intensa de los médicos, la pequeña Eva se puso sus alitas.

Después de la gran pérdida que sufrieron, Ruth y su compañero Tanner informaron a sus amigos a través de Facebook en una publicación bastante emotiva

 “Nuestra dulce niña falleció ayer, temprano en la noche. Aunque ahora nos damos cuenta de que ella está en el Cielo, con su Padre Celestial y nuestro Señor Jesucristo, nuestros corazones lloran de pena y tristeza, la extrañamos más de lo que las palabras pueden expresar. Gracias a todos por sus oraciones durante este tiempo trágico en nuestras vidas. Ustedes son verdaderamente nuestros ángeles terrenales”, escribió Tanner.

Estos padres perdieron un tesoro importante en sus vidas y aunque la policía determinó que la muerte se trató de un triste accidente y Ruth no debe responder ante la ley, esta madre aún tiene su corazón destrozado.

Esa noche, ella sólo pretendía ayudar a calmar la molestia de su pequeña pero un simple descuido puso fin a sus buenas intenciones.

Su trágica pérdida debería hacernos reflexionar, pues aunque estos accidentes pueden suceder lo mejor siempre será estar al pendiente de nuestros pequeños lo más posibles.

Por favor no dejemos posibilidad alguna a este tipo de tragedias. Comparte esta nota y ayúdanos a crear consciencia. Antes de marcharte tampoco olvides orar por Eva y sus afligidos padres.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!