Muere una joven de 21 años sin enfermedades previas tras contagiarse de COVID-19 en su casa

Pese al gran significado de paz y armonía familiar que suscitan, las fiestas navideñas continúan dejando estragos en las naciones de todo el mundo que se están viendo desbordadas por los cientos de casos de coronavirus que registran.

Los hospitales están más saturados que nunca

Este nuevo repunte de casos de COVID-19 es más mortal que el anterior y ha dejado claro a propios y extraños que es igual de implacable con los ancianos que con personas jóvenes, incluso aquellas que no padecen de alguna condición preexistente que les haga vulnerables.

Recientemente, la Consejería de Sanidad del gobierno de Canarias, en España, llamó la atención de todo el mundo tras informar su alto índice de contagios, sobre todo el de una joven de solo 21 años de edad sin condiciones médicas previas.

Lamentablemente, un sector de la población joven se mantiene renuente a dejar las celebraciones de lado para estar a salvo, llegando incluso a realizar encuentros clandestinos para retar al virus y dar así un testimonio de osadía bajo la creencia de su supuesta “inmunidad”.

Lamentablemente, para esta chica de 21 años no hubo una segunda oportunidad de vivir. Falleció, sumándose a las estadísticas de los cientos de personas que han perdido la vida en medio de la crisis de salud.

La joven contrajo la enfermedad junto con toda su familia, a raíz de un brote que les afectó, pero fue ella quien no logró sobrevivir.

«El fallecimiento de la joven ocurrió después de que se contagiara de la enfermedad debido a un brote de casos en el seno familiar«, señaló la Consejería de Sanidad del gobierno de Canarias.

Las reuniones decembrinas aumentaron los casos de contagios de coronavirus

La noticia no ha dejado de causar polémica y división entre los usuarios de las redes. Muchos se rehúsan a creer en la mortalidad de la enfermedad, pese a todas las evidencias que hemos tenido de ella; mientras que otros condenan el haber realizado reuniones durante la Navidad y Año Nuevo.

“Pero esas son las consecuencias de la necedad de las personas que se reunieron en Navidad y Fin de Año. Ahora deben hacerse responsables de su negligencia”, señaló un usuario de las redes sociales.

Por lo pronto, las autoridades españolas intentan contener el gran brote que presentan en sus hospitales mediante el estado de alarma que estará vigente hasta el mes de mayo y también con un toque de queda en toda la ciudad.

También hay restricciones para que las personas no puedan movilizarse abiertamente. Además de haber iniciado el proceso de vacunación desde el mes de diciembre del año pasado. Pero, para que todas estas acciones surtan efecto, lo principal es el apoyo de la población.

Comparte esta impactante noticia con todos tus amigos y recuerda mantenerte a salvo siguiendo todas las recomendaciones de salud.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!