Muere una bebé de 17 meses porque su abuela le dio pesticida en lugar de jarabe para la tos

Los jóvenes padres de una bebé de 17 meses se enfrentaron a una tragedia por la repentina pérdida de su hija. La familia vive Toluviejo, un humilde municipio de una zona rural de Colombia conocida como Cañito.

La menor tenía gripe, presentaba un catarro, así que le administraban jarabe para la tos, pero un error de su abuela le costó la vida. Los padres, de 24 y 19 años se quedaron desconsolados porque su pequeña no logró sobrevivir.

La niña ingirió por la confusión de su abuela el producto de un frasco de insecticida llamado Lorsban, en lugar del medicamento recomendado para tratar su tos.

La sustancia tóxica estaba en el interior de un recipiente que la abuela de la menor confundió con el que contenía el jarabe.

El Lorsban es un potente insecticida que usa generalmente en las labores del campo para combatir las plagas y la maleza en las áreas sembradas.

En casa de la familia de la niña, este insecticida estaba envasado en un recipiente que correspondía a un medicamento. Ese fue el grave error que causó el fatal desenlace, la mujer no se percató de las características del producto porque tenía gripe y no percibió el aroma de la sustancia tóxica.

El abuelo paterno de la niña de un año y cinco meses fallecida declaró en una entrevista para un medio de comunicación local:

“La niña estaba con su mamá y con su abuela cuando comenzó a sufrir una crisis de tos, su abuela le fue a dar un remedio y lo que había realmente dentro del envase era Lorsban”, relató el abuelo paterno de la niña.

“Ella no sintió el olor del veneno porque tenía gripe”, agregó el señor.

El lamentable suceso ocurrió durante la mañana del domingo 8 de diciembre, poco después de consumir el pesticida, la niña comenzó a sentirse muy mal.

Sus padres la trasladaron al Centro de Salud de Toluviejo, los médicos de ese centro sanitario la remitieron a la Clínica Pediátrica Niño Jesús en Sincelejo donde permaneció ingresada durante tres días.

Los médicos no pudieron hacer nada por revertir los graves daños que sufrió la niña, este miércoles a las dos de la madrugada perdió la vida.

La abuela ofreció declaraciones a un medio de comunicación instando a los padres jóvenes, a todos los cuidadores a estar alerta ante el riesgo de cometer una equivocación similar.

“Este tipo de errores es imperdonable”, dijo la mujer devastada.

Las diligencias de inspección del cadáver de la niña se realizaron por el personal del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía, el cuerpo fue trasladado a la sede de Medicina Legal donde fue reclamado por los familiares.

La niña era la única hija de la pareja que ahora lucha para recuperarse de una experiencia tan dolorosa.

Le dieron el último adiós en Cañito junto a sus seres queridos, los vecinos y miembros de la comunidad acompañan a la familia en tan duro momento. Comparte esta noticia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!