Muere un niño de 6 años porque se negaron a atenderlo en una clínica

Lamentablemente, aunque la salud es un derecho que todos los ciudadanos deberían disfrutar, muchos lo ven vulnerado por la precariedad de la sanidad pública en sus comunidades.

El sector privado en la mayoría de los casos exige que el paciente demuestre que cuenta con los recursos económicos para pagar los servicios incluso antes de ser atendido.

En lugar de velar por el bienestar de los pacientes y cumplir con el compromiso ético de salvarlos son tratados como clientes, y ante este escenario, aquellos que no tienen dinero para pagar son rechazados, aunque les cueste la vida.

Tal como le pasó a un niño de seis años identificado como Isaac M.V., quien falleció tras ser diagnosticado con dengue.

Cuando comenzaron los síntomas, lo llevaron a un médico de cabecera, quien lo diagnosticó erróneamente con una infección renal y le recetó antibióticos.

Sus padres notaron que a pesar de seguir el tratamiento no presentaba mejoría, empeoraban los síntomas y subía su temperatura corporal.

Fue trasladado a la clínica privada llamada Madre Bernarda en Colombia, pero le dieron el alta médica porque no tenía una póliza de seguro privado ni dinero para cubrir de manera particular el gasto de su hospitalización.

En la clínica privada le dieron el alta diciéndole que le recomendaban continuar con los medicamentos recetados para tratar la infección renal que presuntamente tenía.

Alegaron que no cumplía con los requisitos para ingresarlo y que no podían hacer nada más por él.

El menor se mantuvo con fiebre durante ocho días en Turbaco, Colombia, una localidad en la que hay actualmente cuatro niños diagnosticados con dengue que han sido hospitalizados.

El estado de salud de Isaac empeoró, así que lo trasladaron a Gestión Salud, un centro ambulatorio en el que lo atendieron, pero no contaba con sala de pediatría.

Una persona ajena al entorno familiar del niño se conmovió con su caso y le ofreció ayuda, logró que lo ingresaran en la clínica Madre Bernarda donde anteriormente había sido rechazado.

Aunque desafortunadamente, era demasiado tarde. La condición de Isaac era tan grave que no logró sobrevivir.

Sus devastados padres reclaman que su pequeño no recibió la atención médica que necesitaba por procesos burocráticos que se antepusieron ante los principios éticos de los profesionales de la salud.

El caso está siendo difundido por diversos medios de comunicación, los padres de Isaac no quieren que su muerte quede impune. Comparte esta noticia y alza la voz apoyando a esta familia en un momento tan duro.

¿Te gustó?
Etiquetas:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!