Muere un niño de 11 años que no soportó las bajas temperaturas en su humilde vivienda

La familia de Cristian Pineda, de 11 años, está desconsolada por su muerte a causa de los estragos que ha dejado la tormenta en Texas, Estados Unidos.

El estado de Texas atraviesa uno de los inviernos más rudos de su historia, el Servicio Meteorológico Nacional (NWS) emitió advertencias por la tormenta que afectaría a 100 millones de estadounidenses.

Más de 3,4 millones de clientes se quedaron sin electricidad en el único de los 48 estados continentales de Estados Unidos que tiene su propia red eléctrica independiente.

Las autoridades activaron 35 refugios para que los ciudadanos pudieran protegerse de las bajas temperaturas e incluso los instaron a protegerse en el interior de sus autos. Hasta este momento se han registrado 20 fallecidos por la tormenta.

La familia Pineda dormía desde hace apenas dos noches en la ciudad de Conroe, Texas, en una casa rodante que no tenía electricidad.

El martes pasado, cuando despertaron, encontraron a Cristian sin signos virales, según sus padres él no habría podido soportar las bajas temperaturas de la tormenta que descendieron a nueve grados bajo cero.

María Pineda, madre de Cristian, relató en una entrevista que había pagado recientemente para que trasladaran a su hijo desde Honduras a Houston para que pudieran reencontrarse.

Como millones de familias, ellos abandonaron su país de origen para buscar una mejor calidad de vida en Estados Unidos huyendo de la crisis y de la inseguridad de la nación latinoamericana.

El día anterior del fallecimiento de Cristian, María aseguró que estuvo compartiendo con su hijo.

“Temprano estuvimos afuera, le tomé fotos, todo bien. Estuvimos jugando por la noche, nunca me imaginé que esto iba a pasar”, relató.

Ella publicó en sus redes sociales imágenes en las que se ve a Cristian jugando con la nieve, estaba bien abrigado.

Esa noche, Cristian se fue a dormir con temperaturas de -11 grados centígrados, tenía cobijas para intentar mantenerse caliente a pesar de que no tenían electricidad. Su madre lo acostó junto a otro niño de 11 meses en una cama.

Pero cuando despertaron ella no podía creer lo que sucedía, encontró la devastadora escena de ver a Cristian sin vida.

“Él estaba bien. Jamás me imaginé esto. Creemos que fue por el frío porque él estaba todo bien. Él cenó, jugó y se acostó. Me dijo: ‘ya me voy a dormir’”, dijo la desconsolada madre.

La familia acude a las redes y a los medios de comunicación para buscar ayuda, no cuentan con los recursos económicos para repatriar el cuerpo del menor a Honduras, donde se encuentran sus abuelos.

Lo van a recibir muerto”, dijo María.

Actualmente, la familia espera los resultados de la autopsia para confirmar la causa del fallecimiento del niño.

La tragedia ha causado gran conmoción, se espera que las autoridades aclaren el caso. Hasta este momento, no se han dado a conocer los resultados de la autopsia.

Para su madre, no existe ningún consuelo que pueda ayudarla a mitigar el dolor de haberlo perdido para siempre.

“Mi deseo era seguir con él. Ya estaba crecido. Teníamos muchos planes con él”, dijo María.

Su caso inunda de mensajes las redes de quienes ofrecen sus condolencias a la familia y esperan que las autoridades establezcan medidas para proteger a los más vulnerables en esta tragedia. Comparte esta noticia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!