Muere un hombre de 71 años después de caer a un canal de lava mientras podaba su jardín

Los accidentes ocurren de manera inesperada. pero existen condiciones inseguras que deberían ser evitadas para no tener que lamentar pérdidas, especialmente de vidas. Tal como le ocurrió a un septuagenario en su propia casa en Hawaii.

Un anciano de 71 años residenciado en Kaumana, cerca de Hilo, pasó varios días sin ser visto. Algunas personas informaron a la policía de Hawaii para que averiguara qué le había ocurrido.

Encontraron un misterioso túnel

Los agentes policiales se dirigieron a la casa del longevo hombre, y se encontraron con una desagradable sorpresa, después de detectar un tubo de lava de aproximadamente cincuenta centímetros de ancho, y más de seis metros de profundidad.

Se percataron de que desde allí se había caído el infortunado ancianito. Robert Wagne fue el comandante de policía que estuvo a cargo de la búsqueda del desaparecido.

“Parecía que había caído a través de una zona de arena suave que cubría el tubo de lava en su propiedad”, dijo el departamento policial en un comunicado.

Los tubos de lava se forman en sitios donde hubo flujos de lava y posteriormente la superficie se fue endureciendo.

“Los tubos de lava son canales naturales a través de los cuales la lava viaja debajo de la superficie.

Los tubos se forman encostrando los canales de lava y los flujos de pahoehoe (manto de lava fluida)”, de acuerdo a lo expresado por el Servicio Geológico de los Estados Unidos.

Su formación es mayor en períodos de mucha actividad volcánica. En ocasiones, los túneles tienen agujeros en la superficie, que están justo debajo o a nivel del suelo.

Todo Hawaii presenta cantidades enormes de tubos de lava, sobre todo en la parte oriental de la isla, muy cerca de Hilo. Allí aún se encuentra activo el volcán Mauna Loa.

Las personas que han investigado lo ocurrido al ancianito, tienen la sospecha de que el túnel de lava que está en el patio de su casa, forma parte de una ramificación del mismo sistema del volcán.

Volcán Mauna Loa

No es tan común que los túneles de lava causen accidentes fatales, pero ocurren situaciones como en este caso, donde todo se sale de control con los resultados ya conocidos.

“El hombre pudo haber estado podando algunas ramas cuando resbaló accidentalmente por el suelo blando y suave”, comentó el comandante Wagne.

El equipo de rescate, realizó sus maniobras para descender a rapel cuidadosamente en el tubo de lava, y poder recuperar el cuerpo del anciano. De inmediato lo trasladaron al Centro Médico Hilo, pero lamentablemente ya había muerto.

Al realizarse la autopsia se pudo constatar que el anciano murió producto de las múltiples lesiones producto de la caída, lo que descarta cualquier sospecha de homicidio.

No se dio a conocer el nombre del fallecido, porque aun la familia no había sido notificada de la tragedia. Al parecer el ancianito vivía solo, sin nadie cerca que pudiera prestarle la ayuda a tiempo.

Comparte esta dramática historia con todos tus amigos y conocidos. Y valoremos a nuestros ancianos prestándole el cuidado y apoyo que necesitan.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!