Muere la reina Isabel II de Inglaterra a los 96 años

La noticia que el Reino Unido tanto temió finalmente ha sido anunciada. La reina Isabel II de Inglaterra, de 96 años, ha fallecido. Lo que pone fin a un reinado histórico, memorable y sin precedentes de más de 70 años, y supone el ascenso al trono de su primogénito, el príncipe Carlos, de 73 años de edad.

A través de un corto comunicado en su cuenta de Twitter, la familia real británica ha hecho el triste anuncio que viste de luto a la nación entera.

«La reina murió pacíficamente en Balmoral esta tarde. El rey y la reina consorte permanecerán en Balmoral esta noche y regresarán a Londres mañana», se lee en el comunicado.

La publicación acaba de ser difundida hace pocos minutos junto a la más emotiva imagen de la reina fallecida, y ya acumula más de 800 mil me gusta, y está siendo compartida cientos de miles de veces por el mundo.

reina

Tras un examen médico este jueves, los médicos habían expresado su gran “preocupación por la salud de su Majestad”, según informó el Palacio de Buckingham en un comunicado fuera de lo normal, que alarmó a los británicos.

Desde entonces, la familia real se ha desplazado a lo largo del día al castillo de Balmoral, en Escocia, donde permanecía la monarca bajo estricta vigilancia médica, amparada con todos los cuidados y cómoda.

La lamentable partida de la reina Isabel II se ha producido finalmente por la tarde

La sociedad británica y su clase política han estado volcados con su reina mientras su familia acudía a acompañarla. Centenares de ciudadanos británicos, a la vez, se concentraron bajo la lluvia en los alrededores del palacio de Buckingham para conocer los detalles de su estado de salud.

Carlos de Inglaterra, el príncipe heredero, y su esposa, Camila de Cornualles, fueron los primeros en correr a su lado.

Más tarde llegaron también sus otros tres hijos, Ana del Reino Unido, Eduardo de Wessex y Sofía, condesa de Wessex, y Andrés de York, en un coche conducido por el príncipe Guillermo.

Trascendió que Enrique de Inglaterra estaba de camino. Y que la duquesa de Sussex, así como la duquesa de Cambridge se unirían después.

Isabel II permanecía en su residencia de verano desde hace meses y allí recibió el martes al primer ministro saliente del Reino Unido, Boris Johnson, y a la nueva primera ministra, Liz Truss, para encargarle la formación de un Gobierno.

Un detalle en las manos de la reina levantó las alarmas

El Castillo de Balmoral siempre fue la residencia privada de verano de la reina, y una de sus favoritas, aunque no era en sí una residencia real. De ahí que haya coincidido su complicado estado de salud con su estancia en Balmoral.

Sin embargo, los protocolos en caso de su fallecimiento ya estaban más que establecidos, y según el lugar de su muerte, cambiaban radicalmente.

OPERACIÓN LONDON BRIDGE VS OPERACIÓN UNICORNIO

La ‘Operación London Bridge’ es de sobra conocida. Se trata del operativo que recoge todo lo qué ocurrirá en los 10 días posteriores a su fallecimiento en el caso, eso sí, de fallecer en Buckingham.

En este mencionado documento se denomina ‘Día D’ y las jornadas siguientes son ‘D+1’, ‘D+2’, ‘D+3’ y así sucesivamente. Por ejemplo, el primer día tendría lugar el nombramiento del nuevo rey, el segundo el ataúd de la Reina vuelve al Buckingham, el tercero el nuevo rey empieza un tour por Reino Unido, etc.

Pero, si la muerte la tomaba por sorpresa en Balmoral, como ha sucedido, entonces se activa la Operación Unicornio. En este caso, las sesiones parlamentarias en Westmisnster, el Parlamento escocés serían suspendidas. El féretro sería trasladado al Palacio de Holyrood y de ahí sería llevado por tren hasta Londres, 48 horas después del fallecimiento de la reina.

El hijo de Isabel II, el príncipe de Gales, deberá elegir el nombre bajo el que quiere reinar

En un reciente y breve comunicado ya como rey, ha lamentado:

“Este es un momento de gran tristeza para mí y toda mi familia. Estamos inmersos en un profundo luto».

Ahora cientos de personas alrededor del mundo lloran la partida de una monarca con todas las letras, que se ha ganado el respeto y la admiración de su pueblo tras el reinado más largo en la historia del Reino Unido.

La reina Isabel II contrajo matrimonio con Felipe de Edimburgo en el año 1947, seis años antes de la celebración de su coronación, que fue en el año 1953. La monarca y su consorte, permanecieron juntos hasta el año 2021, cuando Felipe de Edimburgo falleció, tras una relación de 74 años. Ahora se acompañan en la eternidad.

Enviamos nuestras condolencias a toda la familia real británica, que siente en el fondo de su alma la partida de quien era la columna vertebral. ¡Descanse en paz, Su Majestad!