Muere poco después de dar a luz a sus gemelos dejando a su esposo devastado

Larissa Blanco, de 24 años, y su esposo Diego Rodrígues, de 24 años, Larissa y Diego contrajeron matrimonio el 14 de diciembre de 2019. Esperaban con mucha ilusión la llegada de sus gemelos. El pasado 12 de junio, a ella le diagnosticaron COVID-19.

Tras 14 días dio a luz a sus hijos, pero una hemorragia le costó la vida. “El médico dijo que, debido al coronavirus, su cuerpo no pudo soportarla”, relató Diego.

Los bebés fueron sometidos a la prueba diagnóstica de coronavirus y el resultado fue negativo, permanecen ingresados en el hospital donde reciben atención médica.

Larissa tuvo a sus gemelos en su vientre durante 35 semanas en las que soñaba con tenerlos entre sus brazos, en repetidas oportunidades le decía a su pareja que se imaginaba alimentándolos y cambiando sus pañales. Además, anhelaba enseñarles a caminar y escucharlos decir sus primeras palabras.

Pero una tragedia empañó la alegría de esta madre que partió al cielo poco después de dar a luz.

Su caso causó conmoción en Brasil, muchos medios de comunicación reseñaron la noticia de su trágica pérdida.

Diego relató que el estado de salud de Larissa comenzó a complicarse y tuvieron que trasladarla de urgencia a una clínica en Botucatu, Sao Paulo, donde fue sometida a una cesárea el domingo 26 de junio.

Él también fue diagnosticado con COVID-19, aunque logró recuperarse y estuvo en el quirófano cuando nacieron sus hijos.

Sobre ese momento, contó: “La vi realmente emocionada, ser mamá era su sueño”. Relató que el segundo bebé nació después de que sufriera una pequeña complicación, Diego pensó que su esposa estaba bien y se despidió de ella para acompañar a los bebés, pero esa sería la última vez que la vería con vida.

“Larissa tuvo una hemorragia y no pudieron contenerla. Entró en paro y, aunque intentaron hacerle una transfusión de sangre, ya era demasiado tarde. El médico me dijo que debido al coronavirus el cuerpo no pudo soportar la pérdida de sangre”, explicó. Diego.

Los bebés se llaman Guilherme y Gustavo, que afortunadamente no contrajeron el virus.

“Estoy muy afligido. No puedo sacar a Larissa de mi cabeza. Cuando una madre muere durante el parto, se convierte en un ángel que nos protege. Sé que Dios tiene un plan para nuestra vida. Dios permitió que me dejara dos angelitos para que yo los cuide y me den fuerzas. Lloré mucho cuando los vi por primera vez, fue lo más hermoso que me pasó en la vida”, agregó.

Larissa vivía en un municipio de 17 mil habitantes del estado de Sao Paulo, trabajaba desde años en el Supermercado Santa Catarina que le dedicó un homenaje tras saber la noticia de su muerte.

“Nos gustaría compartir nuestro pesar por la muerte prematura de nuestra amiga Larissa Blanco, que por complicaciones en el parto terminó falleciendo. Ella comenzó a trabajar con nosotros muy joven, pudimos verla florecer y convertirse en mujer y madre enamorada de sus bebés. Larissa era una joven alegre y sonriente. Y así es exactamente como será recordada”.

Brasil, con 212 millones de habitantes, se ha convertido en el segundo país con más pacientes diagnosticados con coronavirus. Hasta el momento se han registrado 1.628.283 infectados y 65.631 fallecidos.

El mayor número de víctimas fatales del virus se ha registrado en Sao Paulo y en Río de Janeiro, en los últimos días iniciaron la fase del desconfinamiento que algunos expertos califican como prematuro por el peligro de que sea imposible controlar la enfermedad.

Compartamos un mensaje de solidaridad con esta familia y todas las que han sufrido la pérdida de un ser querido por la pandemia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!