Intentan quitar el anillo atorado en su dedo con diversas herramientas durante horas

El pasado domingo los bomberos de una localidad de Argentina recibieron una llamada para reportar que una mujer necesitaba ayuda para sacar un anillo atrapado en su dedo.

Era un caso inusual para los voluntarios del cuerpo de Bomberos Voluntarios de Concordia que acudieron a ayudar a la mujer que estaba desesperada por sacarse la prenda.

La mujer estaba extremadamente nerviosa porque había intentado sacar el anillo de su dedo sin éxito, sentía dolor y la circulación sanguínea estaba obstruida.

Se vio impotente, así que decidió pedir ayuda a los bomberos asumiendo que tendrían una herramienta especial para quitarle el anillo.

Cuando los bomberos llegaron a su vivienda ella mostraba mucha ansiedad y angustia, de inmediato comenzaron a aplicar las maniobras necesarias para realizar la extracción.

No fue una tarea fácil, la labor exigió mucho esfuerzo y un delicado trabajo por diversas herramientas para lograr romper el anillo que obstruía el dedo de la mujer, ya muy inflamado.

Las maniobras que los miembros del cuerpo de bomberos emplearon son peligrosas, incluso pueden causar graves lesiones durante la extracción.

Los bomberos instan a los ciudadanos a evitar utilizar anillos de acero quirúrgico, porque son propensos a adherirse enganchándose a alguna superficie causando lesiones muy graves y daños irreversibles que pueden tener como consecuencia la amputación del dedo.

Asimismo, explicaron que ese material es muy resistente y que en caso de tener que cortarlo podía exigir muchísima dificultad.

Lo más recomendable en caso de sufrir una experiencia similar a la de esta mujer es acudir a una joyería, al departamento de bomberos o a la sala de urgencias de un hospital.

Afortunadamente, este caso tuvo un buen desenlace por la oportuna reacción de la ciudadana que pidió ayuda a los bomberos más cercanos a su vivienda.

Las imágenes fueron publicadas en las redes sociales, aunque la identidad de la mujer que sufrió el incidente no fue revelada, el caso ha generado muchos comentarios. 

La experiencia que ella vivió sirve como advertencia para que todos sepan el riesgo de utilizar prendas de este material, sobre todo tratándose de anillos, es importante no subestimar el peligro de un hecho que puede causar daños muy serios.

Antes de colocarte un anillo, verifica que sea de la talla adecuada, mejor es prevenir que lamentar.

Tras la difusión de este caso salió a relucir el de un niño al que los bomberos tuvieron que quitarle un anillo atascado.

Tras horas de dedicación y esfuerzo, los bomberos lograron extraer el anillo usando diversas herramientas con mucha destreza y paciencia. Comparte las imágenes que han dado tanto de qué hablar.

¿Te gustó?
Etiquetas:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!