Muere otro bombero en Australia mientras protegía a familias de los devastadores incendios

Mientras muchos celebraron las lluvias milagrosas que cayeron en cielo australiano durante el fin de semana, así como el pronóstico de bombas de lluvias en los próximos días, una familia del estado de Victoria lamenta la terrible pérdida de un bombero ejemplar con más de 40 años de experiencia.

Durante el fin de semana se sumó una vida más a la lista de fallecidos por los incendios forestales en el país oceánico. En esta ocasión, el área de Omeo en Victoria se enluta por la pérdida de Bill Slade.

Bill era bombero de 60 años considerado como uno de los hombres más experimentados y preparados para tratar este tipo de desastres. El padre de dos había sido reconocido en el mes de noviembre por su destacada trayectoria de 40 años como veterano ejemplar en el Departamento de Bomberos. 

El Centro de Control del Estado fue el primero en dar la noticia a los medios, manteniendo por un momento bajo anonimato la identidad de la víctima.

“Con gran tristeza confirmamos que un Bombero de Manejo de Incendios Forestales de Parks Victoria ha estado involucrado en un incidente mientras trabajaba en un incendio en el área de Omeo que resultó en una muerte”, dijo un portavoz del SCC.

Poco después se supo la identidad de este héroe que dio su vida para controlar tanto fuego y dolor que hoy arde en el sureste de Australia.

El Sr. Slade tenía una larga trayectoria controlando las llamas más peligrosas, había participado en los incendios del Miércoles de Ceniza de 1983 y los conocidos incendios del Sábado Negro, los más mortíferos de la historia del estado pues acabaron con la vida de 198 personas en el verano del 2009.

El sábado 11, mientras Bill Slade luchaba contra un feroz incendio en la región alpina de Victoria, un árbol se desprendió producto de las llamas y cayó sobre él, acabando con su vida. 

«Aunque tenemos una enorme experiencia en la identificación de árboles peligrosos, a veces estas fallas de los árboles no se pueden predecir«, dijo Chris Hardman, jefe de bomberos.

Bill es el segundo bombero Victoriano que muere en estos incendios pero a pesar de esto, estos héroes no planean rendirse.

«Esta es una pérdida significativa para la familia Victoria de Forest Fire Management y la comunidad en general. Pero, tenemos que estar afuera y será por mucho tiempo más, antes de que los riesgos alrededor de estos incendios hayan terminado», dijo Chris Hardman, el domingo por la mañana.

Se espera que las condiciones de incendio para Victoria esta semana no sean «tan malas como las hemos visto recientemente», pero el todavía están en pleno verano, según comentó Hardman.

Aún así, estas personas están entregando su vida para proteger la de miles de familias que corren peligro por las llamas y su labor los ha convertido en verdaderos héroes.

Sólo esperamos que puedan recibir el apoyo y equipo necesario para no convertirse carnadas fáciles para el feroz fuego. 

Tus oraciones para este bombero y su familia traerán alivio a sus almas. Por favor comparte esta historia y que el rostro de Bill Slade sea reconocido como lo que fue, un verdadero héroe.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!