Muere a los 27 años la periodista y fotógrafa Olatz Vázquez, símbolo de lucha contra el cáncer

Olatz Vázquez compartió a través de un reportaje fotográfico el camino que recorrió desde que fue diagnosticada con cáncer hace un año.

La joven española, de Vizcaya, sufría cáncer gástrico con metástasis abdominal, debido a la pandemia de coronavirus cuando finalmente detectaron su enfermedad ya estaba en estadio IV y el pronóstico era devastador.

Desde ese momento ella compartió en sus redes imágenes y detalles de lo que padecía, del tratamiento que recibía e incluso de los momentos más crudos que vivió.

La noticia de su fallecimiento causó conmoción no solamente en España sino en el mundo, porque Olatz se convirtió en un símbolo de valentía.

Ella demostró la realidad del cáncer que pocos se atreven a exhibir, y que para algunos resultaba estremecedora.

El 09 de junio de 2020 le diagnosticaron el cáncer. Por culpa de la crisis sanitaria generada por la pandemia, su enfermedad fue detectada con dos meses de retraso para poder revertir su pronóstico.

Aunque acudió al médico por los síntomas que presentaba 18 meses antes de recibir la noticia de que tenía una enfermedad terminal, no recibía respuestas concretas de los médicos.

Atribuían sus síntomas a “gases, malas digestiones, dolores menstruales o estrés”.

“Estuve durante año y medio pensando que no tenía grave”, dijo Olatz en una entrevista que ofreció.

Un diagnóstico que llegó tarde

Olatz se hizo exámenes médicos en Madrid, donde residía, en enero de 2020 regresó a Vizcaya. El médico solicitó que le hicieran una gastroscopia, pero no de urgencia, sospechaba que tendría celiaquía o gastritis.

El 14 de marzo se decretó el estado de alarma por coronavirus y hasta junio, a Olatz no le hicieron el estudio del aparato digestivo.

En dos oportunidades acudió a urgencias tras empeorar, pero fue el día de la gastroscopia que le descubrieron el cáncer y una semana después programaron una intervención quirúrgica.

La joven periodista habló sobre cómo la pandemia de coronavirus también había afectado a los pacientes de otras enfermedades por diagnosticarlas con retraso. Alzó la voz por ella y por todas las demás personas que sufrían lo mismo.

Nunca perdió la esperanza

El pasado 19 de agosto publicó su último mensaje en su perfil de Instagram, en el que tiene 49 mil seguidores, y en su perfil de Twitter.

“Hola. Sí. Soy yo. Hacía mucho que no me pasaba por aquí. Han sido semanas muy muy muy difíciles. En total, casi cuatro de ingreso y un cúmulo de complicaciones que no me dejaban remontar. He perdido la noción del tiempo, si es que ahí dentro la tienes”, escribió.

“He perdido kilos, aspecto, independencia. Siento decirles que he perdido a la Olatz que era. Entré tratando de estabilizarme unas náuseas y vómitos, y me quedé por un fallo intestinal. La enfermedad, que me acompaña ha hecho de las suyas cuando yo más débil estaba”.

Escribió con la esperanza de poder recuperarse de ese episodio.

“Espero poder salir pronto a la calle en cuanto me quiten cada vez más cables que tengo colocados. Me he convertido en una persona totalmente dependiente de los míos, ya que vivo 24/7 conectada a mi alimentación parententeal y una vía nasogástrica, que es lo que me hace estar hoy aquí. Por suerte, y por fin, ahora estoy ya en casa con hospitalización a domicilio, tranquila y rodeada de los míos”.

Su estado de salud era delicado, estaba muy débil, pero no perdía la ilusión de poder salir adelante.

“¿Los médicos hoy qué me dicen? Que poco a poco. Que no me marque grandes metas, sino que vaya a poquitos.

Hoy he andado por el pasillo media hora, ayer lo hice, mañana lo haré otra vez. Y así. Con paciencia. Y fe. Fe en que irá bien”.

Finalmente, Olatz pidió comprensión por estar ausente de las redes en las que compartía su lucha con sus seguidores y agradeció por el apoyo recibido desde su diagnóstico.

Olatz se ganó el corazón de millones de personas

Su último mensaje

“No me pregunten si estoy con tratamiento porque ahora mismo no… Dicho esto, siento no haber contestado antes, pero como comprenderán necesitaba tiempo para asumir todo esto. Se los digo poco, pero los quiero. Gracias por estar”.

El 05 de agosto Olatz publicó una imagen de ella en el hospital en la que se veía acostada en la cama.

Olatz

“Sigo aquí. Por eso no me paso por los otros ‘aquís’. Buscando estabilizarme. Buscando seguir. Buscando”.

Los medios le han dedicado sus espacios a Olatz para rendirle homenaje tras su partida. Las redes se han colmado de mensajes de apoyo y condolencias para su familia honrando la valentía de la joven que batalló hasta el final.

Nos sumamos al dolor de la pérdida de Olatz esperando que su legado prevalezca por siempre.