«No perdí kilos por gusto» – Responde a los que comentaron las fotos que difundió

La periodista y fotógrafa Olatz Vázquez, de 26 años, fue diagnosticada con cáncer gástrico en estadio IV con metástasis abdominaldespués de un año y medio. Los síntomas estaban alertando de alguna manera que algo no estaba bien, pero los médicos solo le decían que no tenía nada malo.

Durante ese tiempo cada día empeoraba más, hasta que decidió pedir la baja en febrero y llamar a su médico de cabecera con la esperanza de recibir atención.

Después de tanto insistir finalmente le asignaron una cita «ordinaria» dos meses después para la endoscopia.

Sin embargo, en medio de la pandemia recibe una llamada de la sanidad para cambiar la cita, y a pesar de explicar que ya tenía tiempo con malestar no hubo manera de negociar. Cambiaron su cita de abril para junio.

Los estudios revelaron lo que nunca imaginó… todos los médicos a los que había asistido durante un año y medio le habían dicho que no tenía nada malo. Ante la mirada de sus padres, Olatz recibió el diagnóstico que nadie quiere escuchar, cáncer gástrico en estadio IV con metástasis abdominal.

Ni para Olatz, ni para sus seres queridos ha sido nada fácil aceptar esa enfermedad que ha hecho mella en su cuerpo afectando su apariencia.

Olatz decidió documentar el proceso a través de impactantes y motivas fotografías para tratar de ayudar a otras personas y afrontar su enfermedad de otra manera.

Pero tristemente Olatz recibió comentarios que han criticado su cuerpo señalando su extrema delgadez, entonces tomó la decisión de dar a conocer su historia públicamente explicando cómo había cambiado su vida y lo duro que es sobrellevar la enfermedad. 

Olatz quiso compartir algunos de esos mensajes totalmente inapropiados explicando cuál es su situación real.

“Si tanto les gusta opinar sobre mi cuerpo, de acuerdo. Hablemos de él”, dijo Olatz.

La joven explica que ha tenido que enfrentarse a numerosos cambios desde que fue diagnosticada, desde cambiar de vestimenta hasta aceptar poco a poco la imagen que veía en el espejo.

“Lo único que me reconfortaba eran las palabras de mi oncóloga tras los exámenes de sangre: ‘Olatz, estás perfecta’. Porque en muchas ocasiones la delgadez no es símbolo de desnutrición”, agregó Olatz.

La joven periodista dijo que expone su cuerpo porque está muy orgullosa de él, realmente es mucho lo que ha pasado estos últimos meses tras afrontar el agresivo tratamiento.

A pesar de todo, su cuerpo le sigue pidiendo correr, saltar, bailar y disfrutar. Sin lugar a duda es muy admirable.

Tras la publicación de su historia, la periodista recibió el apoyo, solidaridad, cariño y bendiciones de miles de usuarios.

Olatz asegura que va a continuar con su pasión: «la fotografía», sin embargo, se ha puesto a pensar si el exponer su cuerpo en redes sociales le da derecho a la gente a opinar de él de esa manera.

Todos tienen el derecho de expresarse libremente, y cada uno puede decidir qué ver, leer o compartir, y si algo no es de su agrado simplemente puede ignorarlo.

Los comentarios que no agregan valor no tienen sentido y pueden ser perjudiciales para quien esté viviendo una situación difícil.

Nos solidarizamos con Olatz en esta dura lucha de la que esperamos salga victoriosa. ¡No dejes de compartir su emotiva historia para crear conciencia!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!