Muere la madre diagnosticada con cáncer de mama que conmovía las redes con su testimonio

Donna Penny, de 46 años, de Queensland, fue diagnosticada con cáncer de mama cuando tenía 35 años. Aunque la enfermedad fue detectada en las primeras etapas la sometieron a una mastectomía doble.

Habían transcurrido cinco años desde que le extirparon los senos cuando los médicos dijeron que la enfermedad había regresado y afectaba sus ganglios linfáticos.

Desde entonces comenzó una dura batalla con altos y bajos, cinco años después, el cáncer se propagó a su columna vertebral, hombros, huesos e hígado.

Durante su lucha, compartía su testimonio en una página de Facebook llamada: “¿Por qué mi mamá?”, en la que publicaba con sus seguidores su experiencia desde que fue diagnosticada con la terrible enfermedad.

Se convirtió en inspiración para miles de personas que atravesaban una situación similar y para sus familiares.

El pasado 03 de octubre, su familia publicó en la página la trágica noticia de que Donna había fallecido dejando devastado a su esposo y a sus dos hijos pequeños.

“Es muy triste informar a todos los fieles seguidores de Donna que perdió su batalla. Gracias por todas sus amables palabras y sigan apoyando y fortaleciendo la consciencia sobre el cáncer de mama en honor a Donna”, decía el mensaje.

Agradecieron la paciencia de los seguidores mientras vivían el íntimo momento de darle el último adiós.

“Nos gustaría mantener viva esta página en honor a su memoria y volveremos a estar en línea pronto”, concluye el mensaje.

La familia de Donna siempre se mantuvo a su lado durante el largo camino que transitó contra el cáncer, desde la pérdida de su cabello, los tratamientos semanales de quimioterapia e incluso explicándoles a su hijo menor Kai qué era una enfermedad terminal.

Respecto a la dura realidad que tendrían que enfrentar sus hijos cuando llegara el momento de su partida, ella escribió un libro infantil llamado: “¿Por qué mi mamá?”, en el que habla de por qué usa un pañuelo para cubrir su cabeza y por qué visita tantas veces el hospital.

“Me sentí débil, me sentí entumecida. Pensé en Kai teniendo que crecer sin una madre, mi objetivo era vivir todo el tiempo que pudiera”, relató Donna cuando supo la gravedad de su enfermedad.

Después de superar por varios años su expectativa de vida, Donna agradecía los minutos adicionales que el destino le regalaba para poder seguir acumulando recuerdos junto a su familia.

“La gente no se da cuenta de que con el cáncer de mama terminal puedes estar bien un mes, pero desaparecer el siguiente. A veces me despierto en medio de la noche con ese agujero en el estómago preguntándome cuánto tiempo me queda”, relató Donna durante su lucha.

“Trato de no pensar en eso, pero es algo en lo que pienso todos los días”, dijo Donna confesando que a pesar de su optimismo la dura realidad del cáncer y su pronóstico le afectaba permanentemente.

Su familia seguirá su campaña para crear consciencia sobre esta enfermedad y promover el diagnóstico temprano. Compartamos un mensaje de consuelo para ellos en estos duros momentos.

¿Te gustó?
Etiquetas:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!