La “choza de la menstruación” le cuesta la vida a otra joven de 15 años en Nepal

Hay algunas prácticas culturales que resultan desconcertantes a la opinión pública porque representan un peligro para la vida de quienes la realizan anteponiendo las creencias arraigadas ante su propia seguridad, salud y bienestar.

En Nepal, se ha registrado otro caso de muerte por la “choza menstrual”, una práctica que se respalda en la creencia de que mientras las mujeres están en los días de su ciclo menstrual deben permanecer completamente aisladas de su entorno.

En diciembre del año pasado falleció una joven de 15 años, en una aldea de los Himalayas cuando encendió una fogata para calentarse mientras permanecía aislada en la “choza menstrual”. Puedes recordarlo aquí.

Recientemente salió a la luz el fallecimiento de Tulasi Shahi de 19 años de edad en Dailekh en el occidente de Nepal, por ser considerada “impura” mientras estaba menstruando debía mantenerse en completo aislamiento.

La joven estaba en el piso del establo de su tío cuando fue mordida por una serpiente venenosa. De acuerdo a información del alcalde Surya Bahadur Shahi la serpiente la mordió dos veces, en la cabeza y en la pierna”.

Los familiares de Shahi trataron de curarla utilizando remedios caseros, después la trasladaron a un centro de salud local pero no contaba con los antiofídicos necesarios para su recuperación.

En la zona había llovido intensamente, y las carreteras montañosas estaban inundadas, fue imposible trasladarla al hospital más cercano para el que debían recorrer tres horas de camino.

Ella logró sobrevivir siete horas después de la mordedura, pero el retraso de su tratamiento médico acortó su esperanza.

VER TAMBIÉN:  Una paciente llegó a emergencias con "cataratas" pero lo que encontraron los dejó sin palabras

En menos de dos meses han fallecido dos jóvenes que son víctimas del ritual “chhaupadi”, el pasado 22 de mayo falleció Lalsara Bika, de 14 años a causa de una enfermedad grave que contrajo durante los días de aislamiento que tuvo mientras menstruaba.

Las estadísticas son alarmantes, “Nuestras jóvenes y mujeres se están muriendo y el Estado se está haciendo la vista gorda”, denunció el reconocido escritor de Nepal Radha Paudel.

En el año 2005 el Tribunal Supremo de Nepal estableció el ritual de “chhaupadi”, tres años después el gobierno promulgó leyes para erradicarlo en todo el país. Aunque los activistas aseguran que esa medida no ha tenido buenos resultados.

El escritor argumentó: “Lo que el Gobierno ha hecho es una guía, pero nadie puede informar a la Policía sobre el régimen de aislamiento que sufren muchas mujeres. Nadie puede presentar una demanda. No se puede castigar a nadie por enviar a sus niñas y esposas a las chozas”.

Quienes se han pronunciado en contra de esta práctica aseguran que en Nepal se han establecido leyes para erradicar el matrimonio infantil, la violencia de género y otros delitos contra la mujer pero no hay nada a favor de los derechos menstruales.

Las autoridades informaron a los medios de comunicación que después de las últimas muertes registradas por este ritual tendrán discusiones para promover recomendaciones a nivel del Estado.

Esta práctica obliga a las mujeres a no tener contacto con ningún hombre de la familia por considerarlas “impuras”, no pueden participar en ninguna actividad. Simplemente deben permanecer aisladas del mundo mientras esperan que termine su ciclo menstrual y puedan interactuar con las personas de su entorno.

VER TAMBIÉN:  La niña de 4 años que murió tras caer de un balcón en Burgos, era la hija de Ana Julia Quezada

Durante el aislamiento a las mujeres no se les permite ingerir leche, sí le dan alimentos pero en poca cantidad.

Los activistas no se cansan de pronunciarse, claman para que el gobierno atienda este caso que cada vez cobra más vidas.

independent

Es lamentable que en pleno siglo XXI esto siga ocurriendo. Los extremos no son buenos, no debería haber una práctica que arriesgue la vida de alguien, tampoco deberían discriminar a las mujeres por sufrir las consecuencias de un proceso natural y biológico.

Comparte esta noticia con tus seres queridos, juntos debemos alzar la voz en contra de este ritual. Sin importar la religión o creencias, lo que realmente cuenta es el respeto por los derechos de los demás.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!