Muere el pastor que aseguró curar a enfermos de COVID-19 tocándolos tras ser infectado

El pastor Frankline Ndifor, de 39 años, era conocido entre sus seguidores como un “profeta” y su reconocimiento alcanzó la cúspide en los últimos meses, después de presuntamente curar a decenas de pacientes con COVID-19 al imponerle sus manos.

Sin embargo, ahora su propia vida se vio apagada por el “mal” del que él tanto ayudó a liberar en los demás.

Frankline Ndifor fue candidato en las elecciones presidenciales del estado de África Central de Camerún en 2018. En las últimas semanas, la iglesia que había sido fundada por él se vio abarrotada de personas que acudían a su auxilio, después de que el pastor afirmara que curaba a los pacientes con coronavirus.

Pero a pesar de sus proclamados poderes curativos, Ndifor falleció a causa del terrible virus después de una semana de haber luchado contra los síntomas en el interior de su residencia ubicada en la ciudad de Douala.

Gaelle Nnanga, la doctora que lo atendió, explicó que el hombre murió 10 minutos después de haberle suministrado medicamentos para contrarrestar la enfermedad.

La noticia tomó por sorpresa a miles de sus seguidores que, mientras Ndifor estuvo enfermo en casa, se mantuvieron orando por él en la Iglesia Kingship International Ministries, fundada por el pastor.

Durante el fin de semana, estas mismas personas llegaron a la residencia del hombre con el corazón destrozado para darle el último adiós. De hecho, el gobernador de la ciudad costera se vio en la obligación de enviar fuerza policial a la zona para controlar a la multitud.

Los creyentes oraron y pidieron por su resurrección durante el fin de semana.

Frankline Ndifor fue enterrado en el frente de su casa, ante los ojos de centenares de seguidores.

“Este es un pastor que había estado imponiendo sus manos a los enfermos y afirmando que cura el COVID-19. Si usted, la persona que afirma que está curando COVID-19, está muerta, ¿qué pasará ahora con los pacientes infectados del virus», dijo Che, un seguidor del pastor.

La última vez que se vio al pastor en un acto público fue el pasado 21 de abril, cuando Ndifor salió a distribuir mascarillas entre la población para ayudarlos a prevenir el COVID-19. Con anterioridad, el pastor también había distribuido jabón y desinfectante entre las poblaciones más desprotegidas.

Sus seguidores han expresado por todos los medios su tristeza por la partida del hombre.

“El Pastor Franklin Ndifor Afanwi, se fue demasiado pronto. Era un hombre de gran espiritualidad.  Si dejó este mundo debido al COVID-19, entonces debe ser para recordarnos la realidad de esta pandemia. Que su gentil alma descanse en paz”, escribió en Twitter su partidario, Akere Muna.

Esta noticia no sólo ha causado gran tristeza en sus adeptos sino que mantiene alarmada a la población de África Central que creyó fervientemente en las curaciones realizadas por este pastor. 

En las redes muchos usuarios cuestionan el poder de este líder religioso para curar a los pacientes infectados.

Hasta la fecha, al menos 140 personas han fallecido a causa del virus mortal y se reportan más de 3.500 contagiados.

Definitivamente esta enfermedad no distingue credo ni religión y a su paso está terminando con la esperanzas de muchos. Comparte esta noticia y eleva tu oración por el descanso eterno del pastor Ndifor Afanwi.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!