Muere el hombre que curaba el COVID-19 con besos tras infectar a 200 personas con el virus

El coronavirus ha cobrado la vida de más de 465.000 personas en todo el mundo, así que en este punto el asunto no debería ser una realidad aislada para nadie si, además, se toman en consideración todas las campañas que circulan en los medios de comunicación y redes sociales con el fin de prevenir los contagios. No obstante un asunto bastante particular ha conmovido a todos en la India.

Se trata de la muerte de un hombre tántrico que aseguraba curar los problemas de las personas, incluidos de los contagiados con COVID-19, besando sus manos. Lo que parecía desconocer esta persona es que con ello estaba contagiando a sus seguidores del virus mortal, del cual él mismo era portador.

Una “cura de beso” cobró popularidad en la localidad india de Ratlam en Madhya Pradesh y el “santo” que se dedicaba a aplicarla perdió la vida un día después de dar positivo a la prueba de coronavirus que se le aplicó el pasado 3 de junio.

La información fue dada a conocer por la administración de salud del gobierno indio, quienes prefirieron omitir el nombre del fallecido. Al parecer el hombre era bastante conocido en la localidad por su cura milagrosa, incluso antes de la llegada de la pandemia al país pero su fama aumentó cuando aseguró que podría curar el virus.

Su muerte encendió la alerta de las autoridades que ahora se avocan a descartar los contagios entre el grupo de personas que mantuvieron contacto con él durante el último mes, pero el trabajo no es nada fácil.

Hasta el momento los entes sanitarios han tomado al menos 40 muestras relacionadas a este caso y al menos unas 20 dieron positivas al COVID-19, de los cuales 7 eran familiares del fallecido. Esto sin mencionar la cantidad de personas a las cuales el sujeto vio semanas antes de su muerte y que también necesitarían ser diagnosticadas.

Este no es el primer fallecimiento de alguien que asegura curar la enfermedad y termina por morir a causa del virus. El mes pasado el pastor Frankline Ndifor que aseguró sanar a los contagiados al imponerle sus manos también perdió la vida, pero esta curación por beso ha desatado polémica debido a lo contradictorio que resulta dicha práctica en tiempos de pandemia.

El ministerio de salud está advirtiendo a la ciudadanía sobre este tipo de exorcismo que resultan totalmente contraproducentes ante la crisis que se está viviendo. India se ha convertido en el cuarto país con más víctimas a causa de la pandemia, todo esto se produjo en un polémico ambiente después de que el mismo gobierno flexibilizara la cuarentena.

El lamentable la pérdida de este hombre y los contagios desatados por su creencia, comparte esta noticia y envía una plegaria al cielo por su descanso.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!