Muere a los 93 años del síndrome del corazón roto después de sufrir un robo en su casa

Betty Munroe, de 93 años, falleció el pasado 21 de agosto días después de ser diagnosticada con el Síndrome del corazón roto.

El 11 de junio, a las once de la noche, tres hombres irrumpieron en la casa de Betty en Kettering Road North en Northampton, con unas tijeras de jardín lograron abrir la puerta trasera de la vivienda.

Cuando entraron, le dijeron a la anciana que eran agentes de la policía, la engañaron para que no se resistiera ni llamara a los servicios de emergencia para pedir ayuda.

Le robaron todos sus artículos de valor, sus joyas, entre esas el reloj de su fallecido esposo y una cadena de oro que ella tenía alrededor de su cuello.

Además, le robaron su bolso y sus tarjetas bancarias, pero ella no podría superar la pérdida del reloj que atesoraba con tanto cariño porque era un recuerdo muy valioso de su difunto marido.

Después de vivir ese traumático episodio, la anciana desarrolló trastornos del sueño, sufría pesadillas, temblores, le diagnosticaron Trastorno de Estrés Postraumático.

No podía dormir, temblaba sin parar, estaba constantemente aterrada y ansiosa. Además, se sentía inapetente, desganada para cumplir con su rutina diaria y afligida.

Días después, fue ingresada al hospital por afecciones cardíacas, su estado de salud se deterioró rápidamente tras el robo. Estuvo tres semanas ingresada en el hospital por problemas cardíacos, posteriormente fue diagnosticada con el Síndrome del corazón roto.

 

Este síndrome se caracteriza por causar un debilitamiento repentino del corazón producido por estrés emocional o ansiedad. Como consecuencia provoca insuficiencia cardíaca.

La familia de la anciana asegura que vivía independiente en su casa desde hace más de 56 años completamente lúcida y feliz, después de sufrir el robo su ánimo cambió totalmente.

No logró recuperarse del daño psicológico que le causaron quienes invadieron su propiedad para despojarla de sus artículos más queridos.

Las autoridades policiales están investigando el hecho, piden ayuda a quien pueda tener algún dato de los tres sujetos que entraron en la casa de la anciana aprovechándose de su vulnerabilidad.

 “Betty estaba bien de salud antes de este incidente”, dijo el inspector del CID de Northampton Simon Barnes, quien insta a los ciudadanos a ofrecer cualquier información sobre los implicados en el robo.

Su familia y su comunidad lamenta la pérdida de la anciana que partió de este mundo triste por haber sido vulnerada y engañada por tres delincuentes.

La noticia ha causado conmoción en las redes, la familia le rindió homenaje y agradeció el apoyo recibido. Compártela.

¿Te gustó?
Etiquetas:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!