Una modelo asegura volver a nacer tras hacerse una cirugía para retirar sus implantes de senos

El aumento de busto es una de las cirugías estéticas más populares entre las mujeres. Sin embargo, en ocasiones los implantes mamarios tienen un costo bastante elevado en lo que a salud se refiere. De este modo lo confiesa la ex Miss. Virginia, Brandi Pope, de 38 años, quien vio cómo su salud se iba a pique debido a sus implantes de seno.

Brandi es madre de dos niños y en el 2009 se sometió a una operación de busto en la que recibió unos implantes mamarios, con los cuales aumentó su talla a 34 D. Este fue uno de los procedimientos a los cuales la mujer se sometió antes de recibir la corona de Miss Virginia en el 2012.

Sin embargo, Brandi comenzó a presentar diferentes problemas de salud sin sospechar que la causa eran sus implantes.

Brandi tenía dificultad para respirar, nauseas, dolores musculares y en el pecho. Cuidar de sus hijos pequeños se hacía cada vez más difícil, hasta el punto en que la mujer llegó a considerarse una carga para ellos y para su esposo.

La Sra. Pope pasaba días postrada en su cama debido a los insoportables dolores, a los cuales no lograba darle mayor explicación. Su salud se deterioraba cada día más y la reina de la belleza comenzó a tener pensamientos suicidas.

“La parte más difícil de la enfermedad fue no poder cuidar de mis propios hijos cuando estaba en los momentos más oscuros de mi enfermedad. Esos momentos en los que estaba convencida de que mi marido y mis hijos estarían mucho mejor sin la carga de mi salud quedarán grabados en mi mente para siempre”, dijo Brandi.

La mujer se había sometido a una primera operación en el 2004, en la cual recibió implantes de solución salina. En el 2009, después de tener a su tercer bebé, Brandi quiso reafirmar sus senos y entró nuevamente a quirófano para cambiar los primeros implantes, lo cuales le habían ocasionado algunas molestias. En esa oportunidad recibió implantes de silicona.

“Nunca me gustó el resultado de mi primera operación porque tuve problemas con la contractura capsular, la ondulación y los implantes que no se asentaron”. Fue un desastre y nunca se sintieron “reales”, en términos relativos”, confesó Brandi.

A pesar de sus persistentes problemas de salud, la mujer nunca creyó que la causa fueran sus implantes. Brandi se sometió a varios procedimientos quirúrgicos, entre ellos la extracción de quistes ováricos, pero su salud no mejoraba.

VER TAMBIÉN:  Jasmine pensó que nadie querría salir con ella por tener siempre consigo una bolsa de excremento

En 2017 una amiga de la maquillista profesional le habló sobre la enfermedad de los implantes de seno. La amiga de Brandi le relató sobre un caso de una mujer cuya salud empeoró por años debido a sus implantes.

La Sra. Pope dijo: “Una amiga se acercó a mí después de verme sufrir de una enfermedad debilitante y me contó acerca de su amiga a quien le extrajeron los implantes porque estaba enferma y mejoró. Plantó una semilla en mí y comencé a investigar”.


Al acudir al médico la Sra. Pope fue diagnosticada con gastroparesia y SOP. Antes de ese momento, ningún especialista había considerado que esa podía ser la causa de su débil estado de salud. El 30 de octubre de 2017, Brandi entró a quirófano para ser sometida a una extracción de implantes. Pasó de una talla 34 D a un 32 B y para ella esa fue la mejor decisión en su vida.

‘Tenía ansiedad, dolor constante y náuseas. Comencé a deprimirme porque mi salud había empeorado. Quitarme los implantes fue casi como un renacimiento para mí”, confesó la ex Miss Virginia.

MDW Features

Esta reina de belleza ha decidido compartir su historia a través de su cuenta en Instagram para advertir a las mujeres sobre los peligros de los implantes de senos.

Para Brandi Pope es necesario alzar su voz ante esta enfermedad y poderle demostrar a los médicos que no es algo que está en su cabeza, como en una oportunidad le dijo un especialista. Brandi se solidariza con las mujeres que están pasando por una situación similar y quiere que se informen sobre la enfermedad de implantes de mama.

VER TAMBIÉN:  La historia detrás de la mujer afgana dando una prueba para la Universidad con un bebé en brazos

Los implantes no están hechos para durar toda la vida dentro del organismo, por siempre existe el riesgo de que afecten la salud. Es importante crear consciencia sobre esto, así que comparte este caso.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!