Mide un metro de estatura a los 25 años y lucha por ser tratada como una persona adulta

Hannah Kritzeck es una joven de 25 años que lucha constantemente por tener un lugar en una sociedad que le cuesta aceptar que es diferente.

Desde muy pequeña ha enfrentado grandes batallas, al nacer fue abandonada por sus padres, los primeros meses de su vida los pasó en distintos orfanatos, no fue sino hasta que conquistó el corazón de una pareja que la adoptó que cambió su vida para siempre.

La familia es de Minnesota, Estados Unidos.

Sin embargo, Hannah no era como el resto de las niñas, había nacido con una condición especial, algo de lo que sus padres se percataron a medida que pasaba el tiempo.

Su familia se dio cuenta de que era mucho más pequeña de lo que debía ser, tras una serie de análisis descubrieron que padecía un tipo de enanismo sumamente extraño.

Su condición afecta solo a 100 personas en todo el mundo.

A medida que crecía, ella misma notaba que era completamente diferente a sus hermanos o compañeros de escuela, no hizo falta que un médico le dijera que no era igual a los demás.

Aun así, sus padres no la trataron diferente, si necesitaba ayuda para realizar alguna labor le la daban todo el apoyo que necesitaba, pero no limitaron sus acciones ni sus habilidades. Hannah comentó al respecto:

“Cuando era pequeña, siempre supe que era diferente a mis hermanos Mark, Matt y mi hermana Kelly, quienes son de estatura promedio. Mi mamá y mi papá se aseguraron de que tuviera una infancia normal. Bajaron todos los interruptores de luz y pusieron los taburetes en el baño y la cocina porque no podía alcanzar el lavaplatos y los armarios”.

Si bien desde que era solo una niña su familia la aceptó y la rodeó de verdadero amor, su realidad cambiaba a medida que crecía y debía enfrentarse al mundo exterior, lejos del contacto de sus familiares y la cotidianidad del hogar.

Debido a su condición, Hannah lucha por conseguir un lugar en mundo donde sea tratada con respeto y crean que es una adulta, pequeña y frágil ante los ojos de muchos, pero una mujer con grandes sueños.

Hannah es pequeña, pero capaz de lograr cualquier cosa que se proponga.

Cada vez que visita un nuevo lugar debe lidiar con el hecho de que la traten como una niña, confiesa que muchas veces esto la deprime porque si está sola piensan que está mintiendo.

Encontrar ropa acorde a su edad también es un desafío, la mayoría de las tiendas ofrece artículos infantiles para su estatura.

Destaca que medir solo un metro no le molesta, lo que realmente le incomoda es que el mundo la subestime

Hannah quiere formar una familia, pero debido a su condición hay cosas que no son tan sencillas.

Constantemente asiste a controles médicos para monitorear su estado de salud, ya que las personas con enanismo suelen presentar dificultades y tener una expectativa de vida corta.

Sueña con tener su propio programa de entrevistas.

Aunque hay muchas cosas que tiene en contra prefiere concentrase en su presente y apostar por el futuro que tanta ilusión le hace.

Hannah ha aprendido que su condición, más que diferente la hace realmente especial. Ojalá el mundo comprendiera que es solo un ser pequeño con grandes sueños y un deseo enorme de ser aceptada como es.

Una de las más grandes manifestaciones de amor es mostrar empatía y respeto por los demás. Sé prudente, todos enfrentamos diferentes batallas. ¡Comparte!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!