«Mi mami está malita» – Encuentran a una niña de 5 años caminando de noche sola en una carretera

Una pobre niña de apenas 5 años de edad está viva de milagro, gracias a la rápida intervención de la Policía Local de Torrent, Valencia (España). Todo pudo terminar en tragedia, pero afortunadamente estos héroes lograron cambiar su historia.

Eran altas horas de la noche cuando la pequeña caminaba sola por el arcén de una carretera transitada, desorientada, preocupada, y diciendo:

«Mi mamá está malita».

Su madre permanecía insonsciente al interior de un BMW color negro, por efecto del uso indiscriminado del alcohol.

Los hechos ocurrieron el pasado 25 de diciembre, a las 10 de la noche, en la autovía CV-366, en un tramo curvo a un kilómetro de distancia de la rotonda de acceso a la ciudad de Torrent.

La peligrosa escena duró apenas unos minutos con el grave riesgo de que la menor fuera atropellada. El estado de embriaguez de la madre la había obligado a detener el coche y fue otra conductora, que logró esquivar el vehículo, la que acudió con urgencia al retén de la Policía Local de Torrent para avisar del riesgo de accidente.

El BMW ocupaba parte de uno de los carriles de circulación.

Los oficiales se presentaron de inmediato en el lugar de los hechos, y vieron a la pequeña caminando por el arcén de la autovía y llorando.

Un policía no dudó en tomarla en brazos e introducirla a la patrulla para ponerla a salvo; otro de ellos, se dirigió al coche de la madre, para verificar su estado.

Ajena a la temeridad de su madre, la niña apenas hablaba con el policía, que la entretenía tras dejarle su móvil para que viera un episodio de Peppa Pig, ya que el admirable oficial rápidamente se encargó de averiguar que esos eran los dibujos animados preferidos de la menor.

La mujer estaba totalmente borracha, y se resistía a someterse a la prueba de alcoholemia.

Por lo que tras detenerla y retirar el coche de la avenida, la trasladaron a la Comisaría de la Policía Nacional de Torrent. También llevaron a la niña a la casa de su abuela materna y le informaron del grave riesgo que había sufrido su nieta en la autovía.

Los agentes reflejaron en el informe policial que la mujer desobedeció las indicaciones que le dieron para que despidiera aire por la boquilla del etilómetro, así como algunas respuestas altisonantes al ser insistida de soplar:

«No me da la gana», «Quiero irme a mi casa».

Finalmente, se enfrenta a un delito contra la seguridad vial y atentado contra la vida de un menor.

Faltas de responsabilidad de semejante envergadura que ponen en grave peligro la vida de pequeños inocentes, no pueden repetirse más. Es preciso hacer una llamado de conciencia al uso prudente del alcohol ahora que se avecinan las fiestas de fin de año. ¡Comparte esta noticia!

¿Te gustó?
Etiquetas:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!