«Mi mamá quería irse con él»– Tras 57 años de casados perdieron la vida a la misma hora

El amor es una de las fuerzas más grandes que mueven el mundo y por eso las historias de amor no dejan de conmovernos. En esta ocasión una pareja de esposos que vivieron juntos por casi 60 años, han partido al cielo al mismo tiempo después de enfermar y su familia está impresionada y conmovida por todo lo ocurrido.

El pasado mes de julio, Avelino y Anita León ingresaron a un hospital de emergencia en Texas, Estados Unidos. Lamentablemente, los esposos contrajeron el virus mortal que tantas vidas ha cobrado hasta la fecha.

Tras poco más de un mes de altos y bajos, cuando ya parecía que estaban listos para dejar el centro médico, ambos se complicaron.

Don Avelino tenía 78 años y su esposa Anita 73.

Avelina y León se despidieron de este mundo el 13 de agosto, justo una semana antes de que celebraran su aniversario de bodas número 57.

La familia recibió un doble dolor pero todos estaban impresionados de que estos eternos enamorados hubiesen pasado el umbral al otro mundo en el mismo momento.

Estos esposos tuvieron cuatro hijos juntos y ocho nietos.

Según reveló la afligida hija Deborah De León, su papá fue el primero en presentar los síntomas de la enfermedad que se complicaron con el padecimiento de sinusitis con el que había lidiado por años.

“Mi papá tenía muchos problemas de sinusitis, así que asumimos que tenía complicaciones por la sinusitis, problemas de alergia”, dijo su hija Deborah.

Toda su familia lamenta la pérdida, pero los recuerdan con mucho amor. Saben que ese sentimiento los mantuvo juntos hasta la muerte pues para ellos Doña Anita, quien murió de último, no quiso quedarse sin él.

“Mi mamá quería irse con él, porque sabía que se iría. Así que no quería dejarlo ir solo, mi mamá cuidaba a mi papá. Eran inseparables”, dijo la hija de la pareja.

Los esposos se encontraban ingresados en el mismo hospital pero en áreas diferentes, con distintos médicos y enfermeras a cargo. Sin embargo, los galenos registraron la misma hora de fallecimiento para ambos: las 7:00 pm.

Sólo unos segundos adicionales pasó Doña Ana en el mundo después de que su amado, quien la acompañó durante 57 años partiera a mejor vida.

Sin duda el fallecimiento de estos abuelitos no parece una simple coincidencia para la familia y tampoco para todos aquellos que creen en el amor verdadero. Sus hijos y nietos los recordarán con cariño como los padres amoroso que fueron, la idea de que ahora están disfrutando de una vida mejor juntos los consuela.

Hay cosas inexplicables para las que la ciencia no tiene respuesta y esta es una de ellas, comparte esta historia y que el mundo vea la fuerza del amor ¡Descansen en paz esposos León!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!