«Mi Jordan murió como un guerrero»: El papá de los niños de 1 y 4 años fallecidos en un incendio

No existen palabras para describir el dolor por el que atraviesan Marvin Obando y Marvely Soto, una pareja de Nicaragua, tras haber perdido a sus 2 hijos en un trágico accidente doméstico.

El suceso tuvo lugar el pasado miércoles en la humilde vivienda de la familia ubicada en la localidad de Julio Buitrago, un barrio popular de Managua

Informes oficiales revelaron que la madre estaba trabajando y los pequeños: Alessandra Adelaid, de 1 año y Jordan Caleb, de 4, estaban al cuidado del padre cuando ocurrió el lamentable suceso.

Eran las 4 de la tarde cuando en la habitación de apenas 10 metros cuadrados donde estaban los menores, permanecía una tablet conectada a la corriente, cuando ésta se recalentó provocando un feroz incendio en cuestión de minutos, según informó la vicepresidenta del gobierno, Rosario Murillo.

Marvin Obando acudió alertado por el humo, pero lamentablemente era demasiado tarde y ya no podía ingresar a causa de las llamas. Decidió acceder por el techo para levantar el zinc y hacer lo que fuera para rescatar a sus hijos, luego acudieron vecinos y los bomberos. El padre quedó con quemaduras de segundo grado en su cara y su rostro, pero para los pequeños fue demasiado.

La escena que encontró lo dejó devastado: Jordan cubría con su cuerpo a su hermanita, logrando así salvarle la vida. 

Jordan tenía quemaduras en el 100 por cien de su cuerpo y Alessandra, en el 98 por cien

Cuando los efectivos llegaron, los niños ya habían sido retirados de la habitación en llamas por su padre, pero ya tenían pocas posibilidades de sobrevivir.

Fueron llevados de inmediato al hospital, donde 2 horas más tarde Jordan perdía la vida, pero su hermanita todavía luchaba con todas sus fuerzas. Sin embargo, en la madrugada del jueves, los médicos también confirmaron el lamentable fallecimiento de Alessandra.

El trágico suceso ha causado conmoción en el país entero; en la mañana del jueves, vecinos, autoridades y familiares acompañaron a la familia en el cortejo fúnebre para dar el último adiós a los pequeños Alessandra y Jordan, mientras llevaban globos blancos.

El devastado padre dirigió un emotivo discurso antes del sepelio conmoviendo a los presentes:

«Perdí a mis dos hijos, los perdí, ya no me queda nada», dijo entre lágrimas.

Cuando yo entré tenía abrazada a su hermanita, él estaba encima de ella, cuando un niño no sabe hacer eso, sólo corre. Él se le tiró encima porque sabía que algo iba a pasar. La protegió. Él sólo sobrevivió tres horas, mi Jordan«, continuó.

«Mi niña, gracias a él sobrevivió hasta las 3:40 de la madrugada. Quiero pedir un aplauso para este guerrero… Esta bebé luchó y luchó con todas sus fuerzas para sobrevivir porque su hermano la cuidó», concluyó sin poder contener las lágrimas.

Sus pertenencias y juguetes favoritos fueron depositados sobre los féretros de los pequeñitos, entre ellos: una sandalia rosa, un zapato deportivo, un peluche, una muñeca, los superhéroes preferidos de Jordan y emotivas fotografías junto a sus padres.

El padre lamentó el manejo inescrupuloso de los medios al dar la noticia, informando que ya habían fallecido cuando la pequeña de 1 año aún se debatía entre la vida y la muerte, y la familia se aferraba a un hilo de esperanza. Además, desmintió que los niños estuvieran con seguro en la habitación.

Nos llenamos de dolor al escuchar a este padre desconsolado después de que la vida le hubiera arrebatado lo que más amaba. Enviemos un mensaje de solidaridad a Marvin y Marvely, tienen dos angelitos en el cielo que les darán la fuerza que necesitan. Y que este suceso sirva de advertencia para que ningún padre más tenga que lamentar tan prematura y devastadora muerte como esta. ¡No hay palabras!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!