Las mellizas que nacieron con distinto color de piel celebran su cumpleaños número 5

Jarani y Kalani son las mellizas que se volvieron una sensación en las redes después de que el mundo conociera que tenían diferente color de piel. Este tipo de casos se da en uno de cada 500 partos de nacimiento de mellizos, algo extremadamente inusual por lo que mucha gente se sorprende al verlas.

Whitney Dean, la madre de las mellizas no cabía de alegría cuando se enteró que estaba embaraza, al entrar en trabajo de parto su asombró aumentó al descubrir que sus bebés eran birraciales, naciendo con notables diferencias genéticas.

Las mellizas nacieron en el 2016 en Quincy, Illinois.

Jarani tiene el cabello negro, ojos oscuros y rasgos afroamericanos como su padre, mientras que su hermana, Kalani, tiene el cabello color castaño, ojos azules y de tez blanca como su madre.

Un increíble caso que dejó sorprendidos a todos, especial especialmente a los padres quienes no podían creer lo bendecidos y afortunados que eran al ser los padres de dos mellizas que sin importar sus diferencias llegaron para llenar sus vidas de mucho más amor.

Mellizas con diferente color de piel, una combinación adorable.

La madre de las mellizas, Whitney destacó:

“Al principio, cuando nacieron, no podía creerlo, es tan raro que no pensé que le pasaría a mis gemelas. Pero efectivamente son gemelas birraciales”.

Esto sucede a través de una doble ovulación de la madre, son gemelos bivitelinos o dicigóticos.

Los dos óvulos han sido fecundados por dos espermatozoides en el mismo ciclo, por tanto el tiempo de gestación es el mismo y los bebés comparten el útero materno, aunque no comparten la bolsa amniótica.

Un curioso caso donde una de las mellizas tuvo el color de piel de su madre y la otra de su padre.

Que un bebé salga con la piel más clara que otro, sucede cuando los padres poseen genes blancos y negros en su ADN.

En los casos de mellizos de distinto color de piel se han unido un óvulo y un espermatozoide con genes blancos y genes negros, tal como las mellizas Jarani y Kalani. El padre de las niñas, Tomas comentó:

“Ni en un millón de años imaginé que tendría una hija de ojos azules y piel blanca. ¿Cuáles son las probabilidades de que suceda algo así?

Poco a poco las mellizas fueron ganando popularidad  a tal punto que su madre decidió crearles una cuenta de Instagram. Whitney destacó:

 “Kalani tiene la piel clara y ojos azules, y Jarani es la más oscura con ojos café. Esto es muy inusual pero es genial compartirlo”.

Las mellizas causaron tanta sensación en las redes y medios que la familia fue invitada a numerosos programas de radio y televisión convirtiéndose en pequeñas celebridades.

Aunque algunas personas puedan dudar que sean mellizas, sus padres aseguran que más allá de la diferencia en su color de piel lo único importa es lo que habita en su corazones.

“Espero que la gente comprenda que el color no es importante. Lo importante es el amor. Lo que se encuentra adentro”, dijo Tomas.

El tiempo ha pasado y las mellizas han revelado cada una a su ritmo y a su manera su personalidad, hoy día tienen cinco años de edad y están creciendo a pasos agigantados.

Whitney destaca que la primera en gatear fue Kalani, desde pequeña demostró ser muy enérgica y juguetona, pareciera que siempre está en una constante búsqueda de algo nuevo por hacer o probar. Por su parte, su hermana Jarani es mucho tranquila, con una increíble fascinación por la comida.

Dos pequeños angelitos muy diferentes llenos de amor.

Su madre destaca que están desarrollando personalidades muy diferentes y marcadas con un gran vínculo que resulta difícil de explicar. Para celebrar su quinto cumpleaños la madre hizo una emotiva publicación en la que se lee:

“Ella es tu espejo que te devuelve el brillo con un mundo de posibilidades. Ella es tu testigo que te ve en tu peor momento, pero te ama de todos modos. Ella es tu compañera, alguien que sabe cuando estás sonriendo, incluso en la oscuridad. Ella es tu gemela”.

Cinco años de incontables travesuras y complicidades donde las sonrisas protagonizan cada uno de sus días. Muchas felicidades a estas hermanitas que no paran de conquistar corazones.

Estas mellizas nos recuerdan que las diferencias son adorables. Después de todo somos seres individuales, distintos, y opuestos con luz propia que nos hace únicos.