«Mejor ir a la cárcel que tener una hija como tú»–Su madre la echa de su casa porque tiene novia

Malika Chalhy es una joven italiana de 22 años que sufrió tratos injustos por parte de su propia familia.

Durante años, Malika parecía llevar una relación normal con sus padres pero todo cambió cuando decidió sincerarse y decirles que se había enamorado de una chica.

Como muchos jóvenes LGBTQ, Malika se sintió muy nerviosa y pensó que no la aceptarían.

Lamentablemente, sus padres no sólo le dijeron que no estaban “de acuerdo” con eso sino que además la amenazaron.

“Si vuelves atentaremos contra tu vida. Mejor 50 años de cárcel que una hija lesbiana. Mejor una hija con adicciones que una lesbiana”, dijo la madre de Malika a través de notas de voz.

Recibió agresiones, insultos y finalmente la echaron de casa. Confundida y nerviosa, Malika intentó tomar algunas de sus pertenencias, pero no la dejaron llevarse ni siquiera una camisa más, se solamente con la ropa que estaba usando ese día. 

“Otras personas tienen suerte porque tienen hijos normales. Nos tenía que pasar esto a nosotros”, se quejó la madre de Malika.

Para Malika fue muy duro verse en la calle de un momento para otro. Intentó regresar a casa con la policía para buscar sus prendas de vestir, pero su madre seguía negándose a abrirle la puerta.

Malika acudió a la fiscalía para denunciar lo sucedido y actualmente las autoridades están realizando una investigación para tomar acciones. Los padres de Malika y su hermano mayor ya testificaron.

“Yo no soy quien debería avergonzarse. Yo no soy quien no es normal. No es normal herir a un niño o insultarlo por quien es o elige ser”, dijo Malika.

Al parecer, la madre no fue la única en dar las peores amenazas a su hija. También hay notas de voz que prueban que Samir Chalhy, el hermano de Malika, la amenazó por ser lesbiana.

Sin embargo, él joven acudió a los medios y dijo que su hermana no estaba contando toda la verdad.

“No mostró los audios en donde mis padres le dicen que vuelva. Cuando yo la insulté fue un momento de enojo. Nunca le volvería a decir esas cosas”, dijo Samir.

Malika lleva más de cuatro meses sin vivir en la casa de sus padres. Su caso causó un enorme revuelo en las redes y la joven logró reunir fondos a través de un GoFundMe.

El dinero está siendo utilizado para su sustento económico y cubrir los costos legales del proceso que ya inició contra su familia.

Esperamos que se llegue al fondo del asunto y las autoridades hagan justicia. El caso de Malika resulta especialmente importante ya que Italia no cuenta actualmente con una ley contra la discriminación por género, orientación  e identidad de género.

Se está discutiendo un proyecto llamado Ley Zan que buscará proteger a los miembros de la comunidad LGBTQ.

Une tu voz y comparte esta nota para protestar en contra del terrible trato que recibió Malika. Todos los seres humanos merecemos ser respetados sin condiciones.