«No tenía idea del daño que hacen» – Tomar 12 bebidas energéticas al día le causa un infarto

Lee Kamen es un padre de familia de 55 años de edad que pensó que llevaba un estilo de vida saludable.

Realizaba ejercicio constantemente, no fumaba y procuraba llevar una dieta balanceada. Hace un par de meses sufrió un infarto y quedó en shock al saber el motivo.

“Un día colapsé y tuve un infarto. Tuvieron que colocar un pequeño tubo en mi corazón. Ahora tengo que tomar medicamentos de por vida”, lamentó Lee.

Lee estaba acostumbrado a tomar hasta una docena de bebidas energéticas al día. No tenía idea de los peligrosos efectos que jugaban en su salud y ahora quiere dar a conocer su historia.

“Estaba trabajando muy duro y las tomaba para poder seguir despierto en el día”, dijo Lee.

Desde hace más de un año, Lee comenzó a tomar cada vez más bebidas energéticas. Tomaba Red Bull y Monster.

Su consumo aumentó de tal manera que comenzó a comprarlas al mayor para asegurarse de que nunca le faltasen.

Poco antes de sufrir el infarto, Lee tomaba al menos una docena al día. Aseguró que no sintió ninguna señal de que algo andaba mal con su cuerpo pero finalmente sufrió un infarto.

“Después del infarto, el doctor me dijo que las bebidas energéticas habían sido la causa. Yo no tenía idea del daño que hacen hasta ese día”, dijo Lee

El médico le explicó que debía dejar de inmediato las bebidas energéticas y desde entonces Lee está realizando una campaña para prohibir la venta de estos productos por completo.

Una taza de café cuenta con aproximadamente 100 mg de cafeína. Sin embargo, se calcula que las latas de bebidas energéticas contienen entre 160 y 500 mg de cafeína.

“Enterarme de eso me causó un enorme impacto pero ahora me siento apasionado sobre este tema y quiero advertir a los demás”, dijo Lee.

Lee ha dejado estas bebidas por completo pero se siento muy preocupado al saber que su hija de 16 años puede comprarlas sin problema alguno. En Estados Unidos hay algunos supermercados que evitan vender Red Bull y Monster a niños menores de 16.

Sin embargo, no hay una ley que realmente lo evite. La última vez que Lee vio que su hija llegaba con una de esas latas, la vació de inmediato por el drenaje.

Son muchos los especialistas que recomiendan evitar por completo el consumo de estas bebidas o al menos ingerirlas con moderación.

Algunos usuarios en las redes han criticado a Lee por haber tomado tantas de estas latas sin haber leído jamás la etiqueta que advertía sobre sus peligros.

“¿12 latas al día? ¡¿Qué esperaba?! Todo el mundo sabe que estas bebidas en exceso son peligrosas”, criticó un usuario en las redes.

En cualquier caso, esperamos que su caso ayude a crear conciencia y muchos comprendan el peligro de ingerir estos productos en exceso. 

No dudes en compartir esta nota. Saber los efectos negativos de las bebidas negativas podría llegar a salvar la vida de alguien.